14 niños abandonan el comedor escolar en Toral de los Vados tras «ver gusanos» en el menú

Imagen de un grupo de niños en un comedor escolar./
Imagen de un grupo de niños en un comedor escolar.

Los padres aseguran que sus hijos denunciaron la presencia de gusanos en el menú del pasado 17 de diciembre

LEONOTICIASLeón

La polémica por el servicio en los menús escolares ha llegado este jueves hasta la propia Consejería de Educación. Podemos ha sido la formación encargada de trasladar a Valladolid la queja planteada en esta ocasión por los padres de la localidad berciana de Toral de los Vados.

Allí, según trasladada la formación morada, los propios niños fueron quienes denunciaron la presencia de «gusanos» en el menú servido el pasado 17 de diciembre, en esa ocasión unas patatas a la riojana.

Una incidencia trasladada por los padres a la dirección del centro y con posterioridad «sin respuesta» por la delegación de Educación, según la versión de los propios padres. El servicio de comedor para estos alumnos es pretado por la empresa Comedores Colectivos de Celis.

Toral de los Vados

Por todo ello el Grupo Podemos en las Cortes de Castilla y León exigió este jueves reabrir las cocinas propias de los centros escolares públicos.

Ante la aparición de gusanos en uno de los platos del menú en Toral de los Vados, la portavoz de Educación de la formación 'morada', Lorena González, denunció que mientras el PP apuesta por «recalentar bandejas de plástico cocinadas por macroempresas a cientos de kilómetros», los niños «siguen encontrándose gusanos, tuercas y larvas de gorgojo».

La formación propuso en un comunicado reabrir las cocinas in situ de los centros educativos públicos para que los menús escolares se elaboren con los productos de reconocida calidad de Castilla y León producidos por los agricultores y ganaderos de la Comunidad.

Crítica

González remarcó que «esta medida no se justifica únicamente con la mejora sustancial de la calidad alimentaria que ofreceríamos a los niños y niñas sino también en el impulso económico que supondría para nuestros agricultores y ganaderos».

A su juicio, las universidades públicas, los hospitales, los centros penitenciarios podrían volver a generar empleo en sus cocinas si volviesen a consumir productos de proximidad de empresas o particulares afincados en Castilla y León. «Sin embargo, el Partido Popular prefiere seguir devaluando tanto la calidad alimenticia como la economía de los castellanos y leoneses», lamentó.

Multa

La procuradora berciana recordó que «en 2014 ya hubo episodios en los que la otra multinacional que opera, Serunión, fue condenada por servir tuercas y larvas de gorgojo en los menús de escolares de León y Segovia». «La propia Junta rebajó la multa inicial de 134.600 a 21.000 euros y, por supuesto, no rescindió el contrato con la empresa que sigue haciendo negocio con la alimentación», han añadido.

«Es indefendible que el Partido Popular apueste por las bandejas de plástico precocinadas en vez de por menús elaborados en el momento a partir de nuestros productos autóctonos. Nuestra opción, aparte de ser de mayor calidad y más beneficiosa económicamente para Castilla y León, ofrece a nuestros niños y nuestras niñas una dieta más saludable, variada y nutritiva», concluye la formación morada.

 

Fotos