El Museo Alto Bierzo incorpora una primera edición de 1844 de 'El Señor de Bembibre'

La alcaldesa de Bembibre (León), Silvia Cao (D), junto a la concejala de Cultura, Fiestas, Turismo y Comercio, Belén Martín (I), durante la presentación del libro./CÉSAR SÁNCHEZ
La alcaldesa de Bembibre (León), Silvia Cao (D), junto a la concejala de Cultura, Fiestas, Turismo y Comercio, Belén Martín (I), durante la presentación del libro. / CÉSAR SÁNCHEZ

El libro se editó en la imprenta madrileña de Francisco Mellado y se encuentra «en perfecto estado»

D. ÁLVAREZBembibre

El Museo del Alto Bierzo, situado en el municipio de Bembibre, expondrá próximamente en sus vitrinas la última incorporación de su fondo, una primera edición de la obra magna del escritor romántico Enrique Gil y Carrasco, 'El Señor de Bembibre', publicada en 1844 por la imprenta madrileña de Francisco Mellado. El volumen, que se encuentra «en perfecto estado», explicó la concejala de Cultura de Bembibre, Belén Martín, es el único de esta primera tirada que se encuentra en manos de una institución pública.

Al respecto, cabe señalar que un ejemplar similar se expone en el Museo del Bierzo, en Ponferrada, aunque en este caso se trata de una cesión por parte de un propietario particular. En el caso de Bembibre, la colaboración entre el Ayuntamiento, el Patronato municipal de Cultura y el propio museo permitieron que la historia de amor entre don Álvaro y doña Beatriz regrese a «su casa». Además, el libro que se expondrá en la capital del Bierzo Alto es el único de su edición que conserva todas las láminas originales, con anotaciones manuscritas que acompañan a las ilustraciones.

En ese sentido, el volumen era propiedad de una librería, que lo sacó a subasta a través de la plataforma 'online' todocolección. Con un precio de salida de 1.500 euros, la puja quedó desierta, lo que permitió al Ayuntamiento ponerse en contacto con los vendedores para adquirir directamente el libro. A pesar de su buen estado de conservación, el ejemplar está «ajado por el paso del tiempo» y presenta algunos desperfectos, como un pequeño roto en la primera página. Según explicó Martín, el volumen se expondrá en una vitrina normal, aunque no se descarta llevar a cabo un estudio preliminar para averiguar si son necesarias medidas especiales de conservación.