Borrar
Baldo y Valenciana durante su marcha desde Tejedo del Sil hasta la delegación territorial de la Junta de Castilla y León. IRENE DE CELIS

Baldomero López, ganadero

«No me voy a mover de la Junta hasta que se me escuche»

El ganadero de Tejedo del Sil que denuncia discriminación por homofobia, llegará con una de sus vacas el viernes a la delegación territorial de la Junta | Asegura que el gobierno autonómico tiene la última palabra en su litigio por los pastos del pueblo

María Fernández

Vegarienza

Miércoles, 12 de abril 2023, 08:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En la actualidad, un gran número de explotaciones ganaderas sobreviven gracias a las ayudas PAC, para lo cual los ganaderos deben tener acceso a los pastos. Un paso que Baldo López, propietario junto a su pareja de 107 vacas, asegura que la junta vecinal de su pueblo, Tejedo del Sil, en el municipio de Palacios del Sil, le niega. ¿La razón? Según confirma el propio ganadero, homofobia.

Por esa razón, Baldo acompañado de su vaca Valenciana salió este lunes de su pueblo para caminar hasta la delegación territorial de la Junta en León, donde espera ser recibido este viernes. Señala que si no le reciben la vaca volverá a su cuadra pero él quedará en una tienda de campaña frente al edificio hasta ser escuchado. «Mientras no me reciban no me voy a mover de la Junta, la vaca retornará a casa y yo me quedaré en tienda de campaña hasta que se me escuche. Yo no digo que me den todas las hectáreas sino lo que me corresponde y lo que me han negado durante dos años» puntualiza. «Esto es una marcha reivindicativa. Espero que la Junta de Castilla y León ejerza sus funciones y la junta vecinal debe aceptar lo que me corresponde», narra el ganadero.

Situación límite

Y es que Baldo destaca que la última palabra la tiene el gobierno autonómico. «La junta vecinal no me contesta a los escritos pero la de Castilla y León tampoco» por eso pide que el gobierno autonómico interceda en el litigio. Además, destacan que él y su pareja han solicitado a la Junta de Castilla y León la titularidad compartida de su explotación, «sin haber obtenido tampoco respuesta», y asegura que está en una situación límite después de dos años sin haber podido cobrar las subvenciones de la PAC.

Junta vecinal

Por su parte desde la junta vecinal mantienen que el ganadero no se ha presentado a las dos últimas subastas de los pastos, un hecho que Baldo niega alegando que él tiene derecho por ser vecino del pueblo y que no tiene porqué acudir a la subasta. «Hay un derecho admisible como vecino», puntualiza Baldo.

Asimismo, el ganadero puntualiza que debe poder acceder al monte público como vecino de Tejedo así como a un monte privado comunal que heredó de sus progenitores. «Pero sigue a nombre de mis padres que fallecieron hace dos años y medio y lo hacen solo para no darme mi derecho».

Además, acusa al presidente de la junta vecinal de «no hacer su trabajo» y no actualizar el censo ganadero para darle acceso a los pastos. «Quieren echarnos de mi pueblo y no lo van a conseguir», explicó Baldomero. En esta misma línea, el ganadero asegura que «el ataque no cesa» y no quiere dar a conocer sus etapas puesto que, según asegura, la junta vecinal trata de boicotearle. «Siembran la duda en los pueblos. Ayer me acusaron de que se me había denunciado por maltrato animal, lo cual es mentira», puntualiza.

Ruta reivindicativa

Así, Baldo y Valenciana salieron el lunes de Tejedo para completar los más de cien kilómetros que le separan de la delegación territorial de la Junta. En la tarde del martes llegaba a Vegarienza después de haber hecho parada el lunes en Villar de Santiago. Todos los días, antes de salir, un veterinario visita a Valenciana para comprobar su estado. «Pero ya ha hecho 52 kilómetros y quedan otros 50 así que continuaré con Mariposa», destaca Baldo.

La historia de Baldo López y de la junta vecinal de Tejedo del Sil

Baldomero López decidió volver a su pueblo, Tejedo del Sil, en 2020 para dedicarse a la ganadería y denuncia que desde el principio comenzaron los problemas que se fueron agudizando con el paso del tiempo. Asevera que el motivo de la discriminación que sufre él y su pareja es su condición sexual.

Frente a estas acusaciones, la junta vecinal que preside David Verano asegura que lo manifestado por Baldomero López es «radicalmente falso» y puntualiza que no se ha presentado a las últimas subastas de aprovechamiento de pastos en los años 2021 y 2022.

El secretario del citado órgano, Ángel Gancedo, explicó a EFE cuando el ganadero hizo pública su denuncia hace varias semanas, que lo que subyace detrás de todo este asunto es el intento de Baldo de conseguir privilegios a los que no tiene derecho y puntualiza que en ningún caso se le ha negado el acceso a los pastos, si bien denuncia que ha manifestado que no está dispuesto a pagar por ello como es preceptivo.

Por su parte, el alcalde de Palacios del Sil, Roberto Fernández, considera que con estas denuncias lo que pretende Baldomero López es «tergiversar la realidad» y recalcó que los aprovechamientos ganaderos están sujetos a unas condiciones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios