Derrumbe en el viaducto de O Castro en la A-6 en Vega de Valcarce. / César Sánchez

El Mitma inicia este miércoles las labores de desmontaje del vano del viaducto del Castro de la A-6

Las labores se desarrollarán priorizando la máxima seguridad de los operarios, por lo que los medios auxiliares necesarios se posicionarán fuera de los viaductos y se utilizarán medios mecánicos operados de forma remota

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) iniciará este miércoles los trabajos de desmontaje del vano 2 del viaducto del Castro de la autovía del noreste A-6 (punto kilométrico 430, sentido A Coruña), tras el colapso de los dos adyacentes, el 1 y el 3, el pasado mes de junio.

Las labores se desarrollarán priorizando la máxima seguridad de los operarios, por lo que los medios auxiliares necesarios se posicionarán fuera de los viaductos y se utilizarán medios mecánicos operados de forma remota. Una vez realizado el desmontaje del vano 2, se procederá a desmontar las pilas de este y a retirar los restos de los tres vanos, de acuerdo con los procedimientos vigentes de gestión de residuos.

Hasta ahora ya se ha puesto en funcionamiento un nuevo desvío que ha permitido mejorar los tiempos de recorrido de los vehículos al circular por la zona afectada. Además, se prepara un itinerario alternativo a la travesía de Pedrafita do Cebreiro para el paso de vehículos de mercancías especiales para este otoño y el pasado 2 de agosto se puso en marcha la medida por la cual los vehículos de dimensiones superiores a los 26 metros de longitud y tres metros de ancho pueden utilizar la AP-53, en sentido Alto de Santo Domingo-Santiago, y la AP-9 en el tramo Santiago-Ferrol, entre las diez de la noche y las seis de la madrugada sin abonar los correspondientes peajes.

Los viaductos estaban siendo objeto de obras de reparación, iniciadas en octubre de 2021, a través de una declaración de emergencia. Concretamente, la calzada sentido A Coruña estaba cerrada a la circulación y el tráfico se desviaba por la calzada sentido Madrid. Tras producirse el incidente, se cerró inmediatamente, por precaución, la calzada sentido Madrid y el tráfico se desvió por la N-6. Desde entonces, se trabaja a nivel técnico para conocer las causas de los derrumbes y poder ejecutar una solución que restituya el tráfico lo antes posible. Desde el Ministerio apuntan que los trabajos de investigación para la determinar las causas del colapso avanzan a buen ritmo, con un equipo multidisciplinar de más de 60 personas en el que están involucradas diez empresas de ingeniería y construcción de primer nivel.