La Mesa por el futuro del Bierzo pide alternativas reales en las cuencas antes de que se produzcan cierres

Imagen de la reunión de la Mesa por el futuro del Bierzo./César Sánchez
Imagen de la reunión de la Mesa por el futuro del Bierzo. / César Sánchez

Unas alternativas que, según explicó el presidente comarcal, tienen que venir por parte del Gobierno central teniendo en cuenta a las comarcas mineras

E.JIMÉNEZPonferrada

La Mesa por el futuro del Bierzo se volvió a reunir este miércoles en Ponferrada. Un encuentro que sirvió para dar cuenta del documento de apoyo a la minería del carbón y a las centrales térmicas cerrado en la última reunión del Comité de Seguimiento del Plan de Dinamización Económica de los Municipios Mineros de Castilla y León y en el que destaca la petición al Gobierno central para que busque alternativas reales en las cuencas mineras antes de que se produzcan cierres.

Así lo explicó el portavoz de la Mesa y presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, quien señaló que hay que exigir al Ejecutivo central del color político que sea «alternativas en las que la pérdida de empleos sea la mínima o ninguna» y para ello piden un plazo razonable «porque no se hace de la noche a la mañana».

Con todo ello, Álvarez Courel aseguró que lo primordial tanto para la Mesa como para el Comité de Seguimiento es que se mantengan las centrales térmicas hasta 2030 y que el carbón que consuman sea de las cuencas de la comunidad, en este caso de las comarcas del Bierzo y Laciana.

Y es que tras el plazo marcado del 31 de diciembre de 2018 en el que finalizan las ayudas al cierre de explotaciones mineras, el presidente comarcal tiene claro que a partir del 1 de enero de 2019 puede haber minas de carbón autóctono, algo que no ocurriría «si las centrales se cierran».

Imágenes de la reunión. / César Sánchez

Además, en esa apuesta por las alternativas, la Mesa tiene claro que la Fundación Ciudad de la Energía es fundamental con sus tres vertientes: la de I+D+i en la planta de CO2 de Cubillos del Sil; la de desarrollo y sostenibilidad con la restauración de más de 600 escombreras; y la de desarrollo turístico con los museos. «Todo ello hace que el proyecto de Ciuden sea unido y estable», indicó, compartiendo la opinión del comité de empresa de que sería una locura «disgregar la Fundación porque le quitamos su trascendencia al proyecto».

Eso sí, el presidente comarcal señaló que la financiación es imprescindible «y no se puede despachar con 3.000 euros como así lo hizo el PP en los últimos presupuestos». Asimismo, cree que la Ciuden debe aspirar a más que a pertenecer al Idae -para el que los trabajadores han llevado a cabo como último cometido estudios de eficiencia energética-.

Contenido Patrocinado

Fotos