Castaños en El Bierzo. / César Sánchez

La Mesa del Castaño del Bierzo advierte de una campaña con «un problema serio de cosecha» si no llegan las lluvias

Los productores reconocen que los sotos afrontan «un momento clave» en las próximas tres semanas para revertir la situación originada por la pertinaz sequía que está causando «muchos problemas» dado que más del 50% son de secano

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

«Si no vienen las lluvias sobre todo ahora y en las próximas tres semanas posiblemente tengamos un problema serio de cosecha». Es la advertencia que hace el director de la Mesa del Castaño del Bierzo, Pablo Linares, sobre las previsiones de la campaña de este año, aunque reconoce que todavía es pronto para hacer pronósticos a falta de dos meses para la recolección.

A pesar de que el proceso de floración y polinización que se desarrolló en el mes de junio «fue bastante bien porque coincidió una época muy buena», indicó Linares, el problema de la sequía pone en jaque la producción dado que más del 50% de los sotos de castaños del Bierzo están en secano «y esta sequía tan pertinaz nos está dando muchos problemas», reconoció.

En este sentido, desde la Mesa del Castaño del Bierzo reconocen que los productores bercianos afrontan un «momento clave» ya que si no llegan las ansiadas lluvias se presenta una campaña difícil con calibres pequeños y pérdida de producción.

«Si en las próximas tres semanas no llega la lluvia tendremos problemas serios porque el castaño no habrá podido o bien engordar suficiente la castaña y hablaremos de calibres pequeños,o bien incluso se habrán tenido que abortar algunos de los frutos y en vez de la tres castañas por erizo igual veremos que hay dos o una ya que los árboles no han sido capaces de desarrollar el fruto normal», aseveró Pablo Linares.

Una situación que entiende, no obstante, que «todavía sería solucionable si ahora tuviéramos humedad, si empezaran a producirse algunas lluvias para recuperar un poco la humedad del suelo», lo que permitiría revertir la situación y hacer que «aún pudiéramos llegar a tener una buena campaña», destacó.

La comarca del Bierzo cuenta con 19.000 hectáreas de castaños lo que supone el 67% de las 28.500 hectáreas totales de Castilla y León. En la última campaña la comarca recolectó 6.700 toneladas del producto, el 80% del conjunto de la Comunidad que llegó a las 8.400 toneladas.

»Estamos junto en el momento clave, hay que ver lo que pasa estas dos o tres próximas semanas, si vamos tener agua, si se va a recuperar un poco la humedad o no y a partir de ahí veremos como vienen la campaña», concluyó el el director de la Mesa del Castaño del Bierzo.