Imagen de archivo de turistas en Las Médulas / César Sánchez

Las Médulas viven una Semana Santa «fuera de lo normal»

El paraje Patrimonio de la Humanidad llegó a albergar unas 4.000 personas el Viernes Santo, el día de mayor afluencia, lo que ocasió problemas de aparcamiento y también de abastecimiento de agua

Esther Jiménez
ESTHER JIMÉNEZ Ponferrada

La afluencia de visitantes a Las Médulas durante la Semana Santa de 2022 ha sido algo «fuera de lo normal». Así lo definió el alcalde de Carucedo, Alfonso Fernández, quien cree que a lo largo de la pasada semana unas 15.000 personas visitaron el paraje Patrimonio de la Humanidad.

El día de mayor afluencia fue, sin duda, el Viernes Santo, momento en el que el pueblo de Las Médulas se vio prácticamente saturado, con unos 600 o 700 coches «y muchos otros que se tuvieron que dar la vuelta porque no había espacio», lo que quiere decir que un pueblo de 80 habitantes acogió en esa jornada a unas 4.000 personas.

«A nivel de acudir gente ha sido un éxito en el sentido de los visitantes que hemos tenido y de cómo se ha solucionado el problema» de aglomeración de gente, solventado, como apuntó el regidor, con medios propios a pesar de ser un patrimonio mundial. «Nosotros tenemos Protección Civil, también nos ha ayudado la Protección Civil del Consejo Comarcal, ha acudido la Guardia Civil pero por otra parte no ha habido ningún contratiempo, ningún problema ni altercado de estos que se forman cuando hay un montón de gente que se acumula», añadió.

Pero a pesar de que no hubo ningún incidente de ningún tipo, quienes sufrieron las consecuencias de tal cantidad de personas en un pequeño pueblo fueron los propios vecinos, que el viernes se quedaron prácticamente sin agua. «Hubo que cerrar los grifos a última hora y no hubo problema porque nadie se dio cuenta pero nos quedamos sin agua en los depósitos, que tienen una capacidad de 72.000 litros, lo que pasa es que los manantiales con esta sequía no fluyen y los pozos que tenemos de barrena no dan lo suficiente, dan 15.000 litros al día. Nos vimos fastidiados», aseveró Alfonso Fernández.

De hecho, se ven «muy saturados», por lo que reclaman la ayuda de la Junta de Castilla y León, que es quien tiene la competencia. En ese sentido, Fernández recordó que llevan muchos años solicitando una mejora de las infraestructuras y también la mejora de la captación del agua que evite este tipo de problemas, sobre todo de cara al verano, «que si no llueve, vamos a tener problemas».

«Nosotros hacemos lo que podemos, tenemos problemas de basura, de limpieza, de los caminos, hoy han estado los operarios del Ayuntamiento limpiando todo aquello, que sí, que tenemos que hacerlo porque quien da la imagen somos nosotros pero es un gasto a mayores. Somos nosotros los que arreglamos los problemas y entonces nadie nos ayuda», lamentó el alcalde, quien espera una alta afluencia de turistas para los próximos puentes festivos.