Las Médulas servirán de escenario para la primera concentración de pendoneros del Bierzo

El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel (C), junto a la presidenta del Consejo Regulador de la DO Bierzo, Misericordia Bello, y los organizadores la primera edición de la concentración de pendoneros de León 'Gran Desafio Subida al mirador de Orellán'./César Sánchez
El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel (C), junto a la presidenta del Consejo Regulador de la DO Bierzo, Misericordia Bello, y los organizadores la primera edición de la concentración de pendoneros de León 'Gran Desafio Subida al mirador de Orellán'. / César Sánchez

El acto pretende reunir a más de 300 personas llegadas de toda la provincia en el mirador de Orellán

D. ÁLVAREZPonferrada

El Patrimonio de la Humanidad de Las Médulas servirá de escenario, el próximo domingo 24 de junio, para la primera concentración de pendoneros de la provincia de León que tendrá lugar en la comarca del Bierzo. El acto pretende reunir a más de 300 personas de una veintena de localidades de la comarca en el entorno del mirador de Orellán, uno de los puntos de observación de esta antigua mina del Imperio Romano.

Al respecto, el acto se concibió como un «reto» en el que los pendoneros deberán recorrer una distancia de poco más de un kilometro, desde las afueras del pueblo de Orellán hasta el mirador, pero con desniveles que llegan a superar el 20 por ciento. «La dificultad no es la longitud del recorrido sino la pendiente», explicó el coordinador del grupo de pendoneros del Bierzo y responsable de la organización, Álvaro Gutiérrez.

En la misma línea, el presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, destacó que el entorno y el número de participantes convertirán la jornada en «algo nunca visto». «Estoy convencido de que nos dejará imágenes impactantes», aseguró. En cuanto a los accesos al entorno, Álvarez Courel avanzó que ya se han habilitado espacios para el aparcamiento y que la agrupación comarcal de Protección Civil estará presente en la zona para evitar aglomeraciones. «Creo que no se van a ocupar las cunetas», afirmó.

Por lo que respecta a la programación, la jornada arrancará a las 11.30 horas con la concentración y el montaje de pendones. A las 12 horas, arrancará el desafío, con la levantada de pendones y el comienzo del ascenso, que culminará una hora después. Tras retratarse en la cima del mirador, los asistentes podrán disfrutar de una paellada popular en el hotel rural Cornatel-Médulas, en el municipio de Borrenes, al precio de cinco euros.

«Pretendemos que esto se alargue en los años», reconoció Gutiérrez, que adelantó que la iniciativa podría trasladarse en futuras ediciones a otros entornos emblemáticos como el Castillo de Cornatel, en Priaranza del Bierzo, o el Castillo de los Templarios de Ponferrada. En ese sentido, el coordinador de los pendoneros animó a las localidades que dispongan de este emblema a participar en la cita y confió en el «colorido» que aportarán los asistentes.

Entre los más de 70 pendones y pendonetas existentes en la comarca del Bierzo, algunos llegan a medir hasta nueve metros de alto, con pesos que oscilan entre los 30 y los 50 kilos. Gutiérrez lamentó que una tradición tan arraigada en tiempos pasados tenga dificultades para llevar a cabo el necesario relevo generacional y animó a los jóvenes a participar de esta tradición.

Contenido Patrocinado

Fotos