Majo vincula su futuro político a poder mantener la presidencia de la Diputación

Juan Martínez Majo saluda a Alfonso Fernández Mañueco durante un acto oficial./Campillo
Juan Martínez Majo saluda a Alfonso Fernández Mañueco durante un acto oficial. / Campillo

El PP asume que tendrá que acometer una 'reconversión' interna tras la pérdida de los dos principales ayuntamientos en la provincia y la institución provincial

J. CALVOLeón

El Partido Popular (PP) de León deberá enfrentarse en el medio plazo a una profunda reconversión interna. Así lo advierten fuentes de la propia formación popular que ven «imposible» mantener la «estructura actual» en el partido tras los dos últimos pasos por las urnas.

Debilitada la formación en voto, reducida en el poder institucional y con serios vetos impuestos desde Cs, la formación que debe determinar la representación final en el terreno autonómico, en el seno del PP se es consciente hoy de que «algo se debe cambiar de cara al futuro».

En detalle

En esa línea parece encontrarse hoy el actual presidente del partido a nivel provincial y presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo. Éste no ha dudado en advertir que su futuro político estará ligado precisamente a la necesidad de mantener la presidencia de esta institución. En el caso de perder la misma «reconsiderará», según fuentes del PP, su situación presente y futuro.

'Cordón sanitario'

Juan Martínez Majo no se ve en la actualidad al frente de la oposición tanto en su ayuntamiento, Valencia de Don Juan, como en la institución provincial. Especialmente relevante es esta última que, de perderse, podría suponer un paso al segundo plano por parte de Majo apostando por la renovación interna.

Una renovación en la que, y en ese aspecto desde el PP se es contundente, tampoco podrá participar el alcalde de la ciudad, Antonio Silván. Ni le han respaldado los resultados, ni le ampara el número de apoyos internos, ni le ve para la 'pelea política' la formación Ciudadanos quien no ha tenido ni el más mínimo reparo en establecer un «cordón sanitario» sobre su persona en el futuro político de la Comunidad.

Renovación

Igea, máximo representante de la formación naranja y clave en la configuración del nuevo gobierno autonómico, ha sido determinante en este sentido: Silván, como condición y como criterio, no debe formar parte de ningún órgano que le vincule institucionalmente. Una medida que ha extendido al actual consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y en ambos casos por su aparición en el sumario de la trama Enredadera.

A la vista de los acontecimientos el PP irá realizando movimientos de forma pausada y en función de los acontecimientos. Cs insiste en que no veta a los populares y sí a las personas que no signifiquen renovación. Y la renovación es la palabra clave que en los últimos días más se mastica en el seno del propio Partido Popular.