Maessa plantea desplazamientos para mitigar los despidos ante la falta de trabajo por parte de Endesa

Trabajadores de las empresas auxiliares de Compostilla II, en una protesta. /
Trabajadores de las empresas auxiliares de Compostilla II, en una protesta.

Las negociaciones entre la compañía y el Comité de Empresa se retomarán el próximo miércoles

CÉSAR FERNÁNDEZPonferrada

La dirección de Maessa, la principal auxiliar de la central térmica Compostilla II de Endesa en Cubillos del Sil, ha puesto este miércoles sobre la mesa la posibilidad de formalizar desplazamientos para al menos parte de los 46 trabajadores incluidos en el despido colectivo anunciado la pasada semana. La compañía, que se quedará con 22 operarios para acometer labores de mantenimiento de las instalaciones, así lo ha trasladado al Comité de Empresa en la primera de las reuniones negociadoras celebrada este miércoles. A la espera de más concreciones en un próximo encuentro previsto para dentro de siete días, la plantilla reacciona con frialdad a este planteamiento. «Nadie quiere marcharse de aquí. Hay muchos empleados que tienen más de 55 años», advierte el presidente del Comité, Alonso Roa.

Las negociaciones se prolongarán por espacio de un mes. La próxima cita será el miércoles de la semana que viene. Maessa avanzará en los términos de un planteamiento marcado por «la falta de carga de trabajo por parte de Endesa», señala Roa, quien se pregunta en voz alta por la concreción del plan social pregonado hace semanas por la eléctrica. «Y así vamos a tener que negociar nosotros nuestro plan social», lamenta el también portavoz de la plataforma de empresas auxiliares de Compotilla II (que reúne a 180 trabajadores) sin eludir la crítica al Gobierno de la nación, que este martes lograba la luz verde del Congreso de los Diputados al Real Decreto de medidas urgentes para una transición justa de la minería del carbón al mismo tiempo que se están desmantelando las térmicas sin alternativas para sus operarios.

En este contexto, la plataforma espera desde la pasada semana respuesta a una solicitud de reunión con la delegada del Gobierno, Virginia Barcones. Su portavoz teme que el plan social y la transición justa «lleguen tarde» para los operarios de Compostilla II y se vean «abocados» a escenarios similares a los sufridos por los empleados de la central térmica de Anllares del Sil (Páramo del Sil).

«Las auxiliares de Compostilla estamos todas igual», apunta Roa al citar el ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) planteado por Auxitrans, dedicada al transporte de carbón y el movimiento de tierras, o la oferta de bajas voluntarias lanzada por Nervión, encargada de la limpieza industrial. Maessa negociará durante este mes con su plantilla, que ve escaso margen de maniobra «si Endesa no da respuesta» a las ofertas de asumir carga de trabajo.

 

Fotos