Las lluvias echan por tierra el estreno del sello de calidad de la cereza al peder el 80% de la producción

La concejala de Cultura, María Antonia Gancedo, y el director técnico de los consejos reguladores, Pablo Linares, durante la presentación de la II Feria de la Cereza del Bierzo. /Carmen Ramos
La concejala de Cultura, María Antonia Gancedo, y el director técnico de los consejos reguladores, Pablo Linares, durante la presentación de la II Feria de la Cereza del Bierzo. / Carmen Ramos

El Castillo de los Templarios de Ponferrada acoge este jueves las II Jornadas de la Cereza del Bierzo que analizarán aspectos como el cultivo, el suelo, la poda o las herramientas para minimizar los efectos de la climatología

CARMEN RAMOS Ponferrada

Las lluvias han echado el estreno de la Marca de Garantía de la Cereza del Bierzo, el séptimo sello de calidad de la comarca, al provocar la pérdida del 80% de la producción. Las fuertes tormentas en algunos casos acompañadas de granizo han puesto finalmente la puntilla a la campaña al devastar las plantaciones dado que la humedad ha rajado literalmente el fruto lo que ha hecho que los productores hayan optado por no recogerla de los árboles.

«Ha sido una campaña muy mala al igual que el año pasado, una gran cantidad de la producción no se ha llegado tan siquiera a recoger, por culpa de las lluvias se ha rajado ya en el árbol y los productores no han visto ya rentabilidad a recoger una cereza que en el mercado no se la iban a valorar», lamentó el director técnico de los consejos reguladores, Pablo Linares.

De esta forma, las inclemencias meteorológicas frustran de nuevo y por segundo año la puesta en el mercado del sello de calidad de la cereza del Bierzo cuando inicialmente las expectativas apuntaban a una buena campaña que confiaba en superar los 3 millones de kilos. Todo ello después de que las heladas del pasado año también frenarán la llegada al mercado de la Marca de Garantía. «Seguimos en stand by y a confiamos en que a la tercera vaya la vencida», indicó Linares, que no duda en poner sus esperanzas y las de los fruticultores en que el tiempo acompañe de cara a la próxima campaña y que el sueño acariciado de ver el producto avalado con el marchamo en las tiendas sea una realidad.

Un total de 35 productores y 3 empresas comercializadores se han adscrito ya al sello de calidad lo que ha permitido dar los primeros pasos en cuanto a las pautas de funcionamiento de la Marca de Garantía. «Estamos explicándoles cómo habría que funcionar, cómo tiene que ir la cereza, el envasado, la trazabilidad y otros aspectos pero no hemos podido hacer más porque el tiempo no nos ha dado más posibilidades», señaló el director técnico de los consejos reguladores.

II Jornadas de la Cereza del Bierzo

Por otr olado, el Castillo de los Templarios de Ponferrada acoge este jueves día 26 de julio la celebración de las II Jornadas de la Cereza del Bierzo. Un encuentro organizado por la concejalía de Cultura en la que se darán cita productores del Bierzo, Cataluña, Navarra y Extremadura junto a destacados expertos que impartirán una serie de ponencias centradas en aspectos como el cultivo, el suelo, el proceso de poda para atajar los costes de recolección así como las herramientas que deben adoptar los fruticultores de cara a tratar de minimizar los efectos en las plantaciones.

La parte comercial y de posicionamiento en el mercado centrará buena parte de las jornadas abordando las ventajas que aporta la Marca de Garantía del producto en el mercado. Se trata, en definitiva de conocer «cómo podemos trabajar con ello y valernos de ella», apuntó Pablo Linares, que agradeció el «empeño y dedicación» del Ayuntamiento de Ponferrada para apoyar el sector agroalimentario del Bierzo.

Por su parte, la edil de Cultura, María Antonia Gancedo, destacó la importancia de las jornadas como un punto de encuentro para avanzar en la mejora del sector y anunció la decisión del Ayuntamiento de sustituir el premio de Cereza de Oro del Bierzo, que en su primero edició se entregó a la consejera de Agricultura, Milagros Marcos, por un reconocimiento anual que este año se brindará de forma compartida a las localidades de Rimor y Corullón como dos de las principales zonas productoras de cereza de la comarca.

 

Fotos