El juzgado suspende y aplaza sin fecha los juicios por los despidos de los trabajadores de Masa Galicia en la central de Anllares

Los trabajadores de Masa Galicia, a la puerta de los juzgados de Ponferrada./
Los trabajadores de Masa Galicia, a la puerta de los juzgados de Ponferrada.

Los operarios, que reclaman la improcedencia del despido, manifestaron a las puertas de los juzgados que se mantienen firmen en sus pretensiones, que pasan por «intentar instar y convencer a Naturgy de lo injusto de su decisión» teniendo en cuenta «un periodo de trabajo importante que queda por delante» con el desmantelamiento de las instalaciones

CARMEN RAMOS Ponferrada

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Ponferrada decidió este jueves suspender y aplazar sin fecha los dos primeros juicios por los despidos por parte de Naturgy de los trabajadores de la empresa auxiliar Masa Galicia como consecuencia del cierre de la central térmica de Anllares, ubicada en el municipio berciano de Páramo del Sil.

Los operarios, que reclaman la improcedencia del despido, manifestaron a las puertas de los juzgados que se mantienen firmen en sus pretensiones, que pasan por «intentar instar y convencer a Naturgy de lo injusto de su decisión» teniendo en cuenta «un periodo de trabajo importante que queda por delante», destacó el delegado de CCOO, José Crespo, con el desmantelamiento de las instalaciones. Unas tareas que reconoce que van a seguir necesitando la labor de los empleados dado que «las instalaciones quedan operativas», subrayaron.

En este sentido, Crespo explicó que «no es cierto que la central se vaya a clausurar al cien por cien» ya que tiene claro que «la escombrera y la depuradora van a quedar operativas durante años y nosotros somos los que hacemos el mantemiento de esas instalaciones, lo hemos venido haciendo desde hace 39 años», indicó. Entiende por ello que la decisión de prescindir de toda la plantilla de Masa Galicia en este momento «ha sido una decisión tremendamente injusta» sobre todo porque algunas de las tareas que venían desarrollando actualmente, como la recogida de basuras o la limpieza de viales, «las están realizando otras empresas».

Los trabajadores lamentan que Naturgy «una empresa multinacional con tantos recursos, haya tomado esa decisión con una comarca que ha venido padeciendo desempleo y que ahora, en un momento crucial, donde se necesita más que estas empresas que han recibido tanto de la comarca demostraran un poco de reciprocidad ha tomado la decisión de acometer todos esos trabajos de desmantelamiento y de mantenimiento necesarios con empresas y trabajadores de fuera de la comarca». «Nos parece tremendamente injusto e insolidario», insistieron.

La empresa auxiliar Masa Galicia superaba en el año 2015 los 40 empleos en la central térmica de Anllares. A través de despidos y un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) aplicado en el año 2017 la plantilla se redujo a poco más de 20 a comienzos de 2018. En el mes de marzo del último año Naturgy despidió a un nuevo grupo de trabajadores y en diciembre al resto. En la actualidad la multinacional eléctrica mantiene a dos trabajadores de Masa Galicia en las instalaciones, «lo que demuestra que están operativas», concluyó el delegado de CCOO.

Los operarios confían en que Magistratura de Trabajo les dé la razón en su demanda por la improcedencia del despido aplicado por Naturgy.