Las juntas vecinales insisten en una «progresiva implantación del registro electrónico» pese a la prórroga del decreto hasta 2020

Imagen de una movilización en defensa de las juntas vecinales./
Imagen de una movilización en defensa de las juntas vecinales.

La Federación Leonesa de Entidades Locales Menores insiste en exigir a nivel provincial, autonómico y estatal «un compromiso y una respuesta urgentes» para esta «modernización»

LEONOTICIASLeón

La Federación Leonesa de Entidades Locales Menores (FLELM) adelanta que este martes se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto-ley 11/2018, cuyo artículo sexto modifica la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas en lo relativo a la entrada en vigor de las disposiciones que, entre otros, obligaban a todas las administraciones públicas a la implantación de la sede y registro electrónicos, con un plazo que inicialmente vence el próximo 2 de octubre y que tras la entrada en vigor de esta reforma se prorroga otros dos años.

La Federación Leonesa de Entidades Locales Menores ya había advertido el pasado mes de julio sobre «la insuficiencia del plazo, cuyo inminente vencimiento podía plantear graves problemas a las más de 1.200 Juntas Vecinales de la provincia que no cuentan aún a fecha de hoy con estas herramientas implantadas».

Con este Real Decreto, el 2 de octubre de 2020 todas las administraciones públicas entre las que se incluyen las juntas vecinales «deberán contar con su propio el registro electrónico, así como cumplir con las previsiones del artículo 38 de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público, en cuanto a la creación y regulación de la sede electrónica, para lo cual cada junta vecinal deberá contar con una página web desde la que habilitar estas herramientas para la ciudadanía, así como aprobar una Ordenanza que regule su uso y contenido».

La FLELM denuncia que las entidades locales menores «no han sido tenidas en cuenta en los proyectos y plataformas que durante este 2018 sí han estado intentando dar cobertura a los Ayuntamientos, lo que supone una traba más en la actividad de las Juntas Vecinales, agravando la situación planteada con la Secretaría de la Juntas Vecinales, que a la vista del reciente auto del Tribunal Supremo que no suspende la vigencia del Decreto que regula esta figura, no puede ser desempeñada por los secretarios vecinos, por el riesgo de la anulación de los acuerdos adoptados si son impugnados».

Por ello y a pesar de esta nueva prórroga de dos años, desde la FLELM se insiste en exigir a nivel provincial, autonómico y estatal «un compromiso y una respuesta urgentes para una modernización eficaz y una adaptación progresiva de las juntas vecinales a la sede y registro electrónicos sin esperar nuevamente al vencimiento del plazo fijado para 2020».

Contenido Patrocinado

Fotos