La Junta saca a licitación diferente depuradoras en la provincia de León.

La Junta saca a licitación la depuradora de Molinaseca y de La Vecilla por 1,6 millones de euros

El plazo de ejecución de las obras será de doce meses y las actuaciones, además, contemplan la ejecución de los colectores de conexión a las redes existentes y emisarios de vertido del agua tratada al cauce receptor

LEONOTICIAS León

La Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl), dependiente de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ha licitado un lote constituido por las dos depuradoras cuya tramitación está finalizada y cuentan con aprobación municipal, las de La Vecilla de Curueño y Molinaseca. La licitación aparece publicada hoy en la Plataforma de Contratación del Sector Público con un presupuesto total de 1.658.279,64 euros para la construcción de ambas depuradoras. En concreto, para la depuradora de La Vecilla se destina un presupuesto de 690.348,80 euros y para la de Molinaseca, 967.930,84 euros. El plazo de ejecución de las obras es de 12 meses.

En la actualidad, las localidades de La Vecilla de Curueño y Molinaseca tratan sus aguas residuales mediante sistemas obsoletos que, debido a su antigüedad y sencillez, son incapaces de alcanzar los parámetros exigidos por la normativa actual. Para paliar este problema y alcanzar los estándares mínimos del vertido al medio, se construirán dos Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales – EDAR – una para cada municipio.

Forma de uso

Estas plantas depuradoras se basan en la tecnología de Biodiscos y cuentan primero con una etapa de pretratamiento, compuesta por pozo de gruesos, aliviadero y reja de gruesos, pozo de bombeo de agua bruta y tamizado de agua bruta, donde se eliminarán los sólidos mayores de tres milímetros. La etapa de decantación es la digestión primaria, mediante un tanque Imhoff ejecutado en hormigón armado y dividido en tres compartimentos, cámara de sedimentación, cámara de digestión de lodos y área de ventilación y acumulación de natas. Por último, un tratamiento biológico mediante biodiscos, cuyo proceso consta de un reactor en línea y un decantador secundario posterior con puente de rasquetas para separar el afluente depurado de los fangos formulados en el proceso. La línea de biodiscos se proyecta en la cubeta de hormigón y consta de un conjunto de discos de plástico dispuestos en paralelo y en posición vertical que quedan atravesados por un eje horizontal.

Estas actuaciones, además, contemplan la ejecución de los colectores de conexión a las redes existentes y emisarios de vertido del agua tratada al cauce receptor.

La tecnología empleada se caracteriza por un bajo impacto visual y reducido coste energético de explotación comparado con otro tipo de tratamientos biológicos. Los procesos internos estarán totalmente automatizados, lo que permite su operación en remoto.

Protocolo General de Actuación

El 9 de octubre de 2020 se firmó el Protocolo General de Actuación entre la Comunidad Autónoma de Castilla y León y las nueve Diputaciones Provinciales con el fin de promover el establecimiento de sistemas de depuración de las aguas residuales urbanas en los núcleos con población de 500 a 2.000 habitantes equivalentes. Desde entonces se ha elaborado el Programa de Actuación para un total de 340 depuradoras, con una dotación financiera de 140 M€ a compartir entre la Junta de Castilla y León (40%), Diputaciones Provinciales (40%) y Ayuntamientos (20%).

La Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (SOMACYL) se encarga de la ejecución de las actuaciones y de su operación y mantenimiento durante 25 años.

Varios proyectos pendientes

El Programa se encuentra en fase de desarrollo técnico y a esta fecha cuenta con tres obras en ejecución, siete en licitación, once proyectos aprobados y con acuerdos suscritos, 30 proyectos redactados pendientes de aprobación municipal y 66 proyectos en redacción.

En concreto, en la provincia de León se ha previsto la ejecución de 36 depuradoras, de las que dos proyectos están aprobados y con acuerdos suscritos, cinco proyectos están pendientes de aprobación municipal en los municipios de La Magdalena, Magaz de Abajo, Puente Domingo Florez, Cembranos y Tremor de Arriba. Además, 12 proyectos están en fase de redacción en los municipios de Alija del Infantado, La Baña, La Ribera de Folgoso, Toral de los Guzmanes, Burgo Ranero, Almázcara, Huerga de Caraballes, Urdiales del Páramo, Cimanes de la Vega, Venta de Albares, Castrocontrigo y Villaquejida; y el resto están en fase de análisis.