La Junta remarca que el Bierzo tiene las condiciones para convertirse en «referente nacional de micología»

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones (C), durante la presentación del Hub Micológico del Bierzo en Arganza./César Sánchez
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones (C), durante la presentación del Hub Micológico del Bierzo en Arganza. / César Sánchez

Suárez-Quiñones valora la propuesta para crear un único parque micológico comarcal como la «ideal»

D.ÁLVAREZArganza

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, aseguró hoy que «el Bierzo está en condiciones de ser un referente nacional en materia de micología». Suárez-Quiñones participó en Arganza en la inauguración de la novena jornada específica del programa Bierzo Hub, que se centró en destacar la potencialidad de un sector que podría llegar a aportar a la economía de la comarca entre 12 y 20 millones de euros, según los estudios que manejan los responsables autonómicos.

Al respecto, el consejero recordó que de las 275.000 hectáreas forestales que existen en la comarca berciana, el 45 por ciento corresponden a bosques de pinos o castaños, donde se dan las «condiciones meteorológicas extraordinarias» así como la «riqueza de los bosques» necesaria para la proliferación de hongos. «Las setas no han sido un producto forestal con mucha repercusión y su importancia económica por determinar», remarcó Suárez-Quiñones, que aseguró que según los estudios que obran en poder de la Consejería, la producción de setas en la comarca podría llegar a situarse entre el millón y los seis millones de kilos al año.

En el mismo sentido, el consejero destacó que en el año 2014 la Junta puso en marcha el programa de movilización de recursos forestales, en el que la micología aparece como uno de los sectores que puede dinamizar económicamente los bosques y favorecer la lucha contra los incendios forestales. Además, el año pasado el Gobierno autonómico también puso en marcha una regulación de los recursos micológicos, a través de un decreto inédito en las comunidades autónomas, que permite establecer distintas figuras de explotación, como los acotados o los parques micológicos. «Esto ya está haciéndose en otras partes del territorio», explicó Suárez-Quiñones, que lamentó que ni entre los 10 espacios ya reconocidos ni entre las 38 solicitudes que se están examinando, haya presencia de la comarca del Bierzo. «Entre todos tenemos que conseguir que las setas sean un recurso de futuro para el Bierzo», remachó.

Parque comarcal

En cuanto a la creación de un único parque micológico comarcal en el Bierzo, aspiración que el Consejo Comarcal ha manifestado en diversas ocasiones, Suárez-Quiñones recalcó que «la idea de un coto único no sólo es posible sino que sería la figura ideal». «El coto será más productivo cuanto más grande sea», afirmó. En ese sentido, destacó el «papel relevante» que debe jugar la institución comarcal para promover un «turismo de calidad» ligado al sector micológico.

En la misma línea, Manuel Bernardo, presidente de la asociación micológica berciana Cantharellus, celebró que «las setas por fin se han hecho visibles en el Bierzo» y pidió a la Junta que «dote al Consejo Comarcal de medios económicos para crear un parque micológico comarcal». Al respecto, Bernardo reclamó también al Ejecutivo autonómico que ofrezca «formación micológica específica para recolectores» y que mejore una regulación del sector que calificó de «incompleta, ineficaz y demasiado burocrática».

Por su parte, el director de la cátedra de Micología en la Universidad de Valladolid, Juan Andrés Oria de Rueda, remarcó que los hongos de la comarca son «apreciados en el mercado mundial». «Las setas del Bierzo van a los mejores restaurantes del mundo», explicó Oria de Rueda, que apuntó a la «recuperación de los ecosistemas tradicionales» como fórmula para «evitar incendios forestales y ayudar a la producción de esta joya gastronómica».

En el mismo sentido, José María Serentill, presidente de la Federación Española de empresarios de setas y trufas (Fetruse), consideró que «hay mucho por hacer en el mundo de las setas» y valoró el «buen camino» emprendido en la comarca al poner en marcha la regulación de los aprovechamientos micológicos.

Contenido Patrocinado

Fotos