Imagen de la localidad de Molinaseca.

La Junta declara a Molinaseca Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico

Con esta declaración se resuelve el expediente incoado en el año 1975

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El Consejo de Gobierno ha aprobado este jueves la declaración de la villa de Molinaseca como Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico. Con esta declaración se resuelve el expediente incoado en 1975. Esta declaración BIC se enmarca dentro del compromiso de Legislatura de la Junta de concluir todos los procesos de declaraciones pendientes.

La villa de Molinaseca, situada en la zona este de la comarca del Bierzo se configura como un relevante conjunto, cuya f ormación, desarrollo y fisonomía se encuentra íntimamente relacionado con el Camino de Santiago, lo que ha determinado en gran medida la organización del territorio que determina su peculiar estructura urbana de carácter lineal. Por ello, la delimitación de la zona afectada por la declaración del Conjunto Histórico, se ha llevado a cabo atendiendo a la realidad actual del conjunto y sus necesidades de protección, teniendo en cuenta el ámbito afectado por el Conjunto Histórico del Camino de Santiago a su paso por la localidad.

La villa de Molinaseca

La villa de Molinaseca se encuentra al Oeste de la provincia de León, en la zona este de la comarca del Bierzo en las estribaciones del puerto de Foncebadón, sobre un valle regado por el río Meruelo, en un entorno de gran belleza paisajística con valles y montes de castaños y gran variedad arbórea.

Las noticias más antiguas se refieren al Monasterio de San Pedro de Montes, del siglo XI. 'Molina Sicca' en referencia a una población abundante en molinos, pero el asentamiento tiene su origen como lugar de paso de la ruta jacobea, siendo un lugar clave de la esta ruta entre Astorga y Ponferrada, lo que ha influido decisivamente en su formación, desarrollo y fisonomía a lo largo de los siglos.

En este sentido, su peculiar estructura urbana se desarrolla de forma lineal a partir del camino principal, hoy calle Real, que es la vía peregrinal del Camino de Santiago, que conserva un interesante conjunto de arquitectura tradicional y casas blasonadas, y la paralela calle de la Iglesia. Ambas calles son muy estrechas y se encuentran atravesadas por angostos callejones -callejones de aguas- que permiten el paso de la escorrentía del agua y separan cada unidad parcelaria y edificatoria.

Otra de las características del núcleo es la ausencia de espacios de estancia y no existe plaza mayor.

Por lo que respecta a la tipología de las edificaciones, abundan las casas construidas con materiales autóctonos: piedra pizarra y madera de castaño. También se utilizan los cantos rodados unidos con argamasa en los muros. Junto a los característicos tipos bercianos de dos plantas con piedra en la planta baja y entramados de madera revocados con barro y paja en la principal, encontramos elementos constructivos comunes a la arquitectura popular de otras comarcas vecinas. No obstante, predomina la casa berciana rectangular o cuadrada, con escalera exterior y solana muy volada en dos o más lienzos de fachada, con planta baja que generalmente presenta dos accesos.

Otro de los elementos característicos de Molinaseca, son las cruces de yeso colocadas sobre los dinteles de las portadas.

En el conjunto histórico de Molinaseca, destaca la presencia de los tres elementos claves característicos de los núcleos del Camino de Santiago: la Iglesia, el puente y el Hospital. Y asimismo, el conjunto conserva elementos de destacado valor arquitectónico y tipología singular.

Por todo ello, Molinaseca se configura como un relevante conjunto histórico, caracterizado por una peculiar estructura urbana de carácter lineal ligada a su relación con el Camino de Santiago, elemento determinante en la organización del territorio, que en el transcurso del siglo XII vertebra un modelo planificado, que aparece ya descrito en los fueros al final del siglo XII y principios del siglo XIII, modelo fijado y conocido como parcelación en hilera, que es el que encontramos conservado íntegramente en Molinaseca.