La delegada territorial de la Junta en León, Ester Muñoz, ha visitado la Fundación Proyecto Hombre./

La delegada territorial de la Junta en León, Ester Muñoz, ha visitado la Fundación Proyecto Hombre.

La Junta se compromete con la 'Fundación Proyecto Hombre' de León con casi 365.000 euros

La Fundación atendió en 2021 a un total de 1058 personas a través de todos sus programas de prevención de adicciones

Leonoticias
LEONOTICIAS León

La delegada territorial de la Junta en León, Ester Muñoz, ha visitado las instalaciones de la Fundación CALS Proyecto Hombre Bierzo-León en Ponferrada, acompañada de su directora, Cristina González García, y de la Coordinadora de la Junta en el Bierzo, Silvia Franco, dónde la Junta de Castilla y León ha invertido un total de 363.652 euros en diferentes partidas. La Fundación, que lleva trabajando desde 1985, atendió el año pasado a 1058 personas a pesar de las dificultades provocadas por la covid-19.

Los programas

Dentro de sus áreas de intervención, los programas con los que cuenta Proyecto Hombre para la prevención son algunos como el Ícaro (dirigido al alcohol en menores), el Moneo (dirigido al entorno familiar de menores de 9 a 13 años para la prevención de drogas), el Dédalo (dirigido a los problemas de adaptación y rendimiento escolar de familias con menores de entre 9 y 13 años), el Galilei (programa de prevención selectiva de la Junta dirigido a los alumnos de FP y jóvenes en centros de protección/reforma), el Indícale (pretende desarrollar una intervención con adolescentes y jóvenes que presentan abuso de sustancias) y el Re-Iníciate (dirigido al uso adecuado de las TIC). Estos programas han ayudado a 132 menores y jóvenes, y a 229 familiares, a través de 22 profesionales.

Los Centros de Día son los espacios terapéuticos en el que se realizan las intervenciones socio-educativas en régimen abierto, encaminadas a favorecer la incorporación social y laboral de las personas con problemas de adicciones en proceso de tratamiento.

Entre los recursos residenciales con los que cuenta la Fundación está la Comunidad Terapéutica en Ponferrada, una modalidad de tratamiento de carácter residencial, estructurada y con límites precisos, que tiene como objetivo principal el cambio global del estilo de vida de la persona. En la actualidad cuenta con 16 residentes.

«Gran labor»

La delegada ha reconocido «la gran labor de Proyecto Hombre en la atención a personas con distintos problemas de adicción y su reinserción social en la provincia de León». Por su parte, la directora ha agradecido «la colaboración de la Junta con Proyecto hombre en los diferentes programas de prevención que se desarrollan».

Entre las diferentes finalidades de las financiaciones dadas por la Junta de Castilla y León, la que cuenta con una mayor inversión es la asistencia e integración social de drogodependientes a través de los dos centros de día y la comunidad terapéutica, y la prevención familiar indicada, con un total de 263.285 euros.

Otras destinos de la financiación son: el asesoramiento e información a familias con menores en situación de riesgo (13.282 euros), la atención integral a drogodependientes afectados con patología dual (12.510 euros), la atención socio sanitaria a drogodependientes con perspectiva de género (19.286 euros), la formación pre-laboral de personas (4.162 euros), la atención a drogodependientes con medidas alternativas a la prisión (13.816 euros), la inserción laboral (18.004 euros), y la atención a personas afectadas con adicciones sin sustancia (19.307 euros).

Proyecto Hombre

La Fundación CALS Proyecto Hombre Bierzo-León aborda las adicciones de manera biopsicosocial, ofreciendo una atención integral a la persona que persigue la maduración y el crecimiento personal. Se utiliza un método terapéutico-educativo que promociona la autonomía de las personas, el crecimiento de su responsabilidad, su capacidad para tomar decisiones y ser parte activa de la sociedad. Los principales campos de actuación de la Fundación son la prevención de adicciones, el tratamiento y la inserción socio-laboral.

Desde los inicios en 1985, Proyecto Hombre Bierzo-León ha ido adaptándose a las diferentes realidades que se ha encontrado hasta llegar al amplio abanico de alternativas con las que cuenta hoy en día.

Su misión es promover hábitos de vida saludable en personas que presentan abuso, adicción (con o sin sustancias) y conductas desadaptativas, así como en sus familias.

Para ello, utilizan la escucha activa, la atención y la orientación en procesos individualizados. Además, también promueven y participan en investigaciones con las que se persigue la mejora constante de las acciones de prevención, tratamiento y reinserción que llevamos a cabo en nuestro quehacer diario.

Para ello promueven unos valores de respeto a la persona y su diversidad; de acogida, acompañamiento y cercanía; de profesionalidad y experiencia; de trabajo de equipo; de compromiso social; de participación del voluntariado; y de trabajo en red.