La Junta anuncia que estará «vigilante» ante el desmantelamiento de la central térmica de Anllares

Central térmica de Anllares./César Sánchez
Central térmica de Anllares. / César Sánchez

Suárez-Quiñones cree que es «de justicia» una adecuada transición en las zonas que abandonan la actividad minera

E.F.G./ ICALPáramo del Sil

«Una adecuada transición y que se tenga en cuenta que hay comarcas que históricamente lo han dado todo a las empresas que explotaron los recursos naturales de la zona». Es lo que reclamó hoy el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, para la zonas que pierden su actividad minera. Para Suárez-Quiñones, «la mínima justicia y equidad es que el abandono de esas industrias tenga en cuenta cómo quedan esos territorios y en eso tenemos que estar todos implicados y las empresas también».

Así lo señaló durante su visita hoy a Priaranza del Bierzo, donde -preguntado al respecto- se refirió al próximo desmantelamiento de la central térmica de Anllares, situada en el municipio de Páramo del Sil , para cuyo proyecto de desmontaje se considera que no es necesario el sometimiento al procedimiento de evaluación ambiental ordinaria.

El consejero afirmó que la Junta, respecto a ese proceso, estará «vigilante para que todo sea con absoluta regularidad y control» y lamentó que las infraestructuras asociadas al carbón «vean su fin porque la Junta lucha desde hacer tiempo por su mantenimiento» aunque añadió que «es cierto que la normativa europea y las tendencia del nuevo Gobierno no van por ese camino». No obstante, dijo, la apuesta de la Administración autonómica es luchar por mantener el carbón «hasta el máximo posible».

 

Fotos