El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel (I), nombra al empresario José Luis Prada (D), como hijo predilecto de la comarca del Bierzo./César Sánchez

El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel (I), nombra al empresario José Luis Prada (D), como hijo predilecto de la comarca del Bierzo. / César Sánchez

José Luis Prada recibe el homenaje como «símbolo de la comarca» con su nombramiento como hijo predilecto del Bierzo

El carismático empresario asegura que «mantener la identidad, las raíces y la historia es la mayor inversión que se puede hacer»

D. ÁLVAREZ Ponferrada

El carismático empresario José Luis Prada, creador hace medio siglo de la marca 'Prada A Tope', recibió este jueves el nombramiento como hijo predilecto del Bierzo, un reconocimiento con el que el Consejo Comarcal reconoce tanto su «éxito empresarial» como su «compromiso con el territorio». «Tú sí has sido profeta en tu tierra», recalcó el presidente de la institución comarcal, Gerardo Álvarez Courel, que definió a Prada como «un apasionado del Bierzo y un símbolo para la comarca».

Por su parte, el homenajeado destacó que este reconocimiento supone un empujón para mantener la misma filosofía de apuesta por la calidad, vinculada al territorio. «Defiendo el Bierzo porque vivo en él, defiendo mi casa, que es lo que tenemos que hacer todos, por encima de la ideología y de los intereses partidistas», explicó.

En ese sentido, criticó los proyectos de parques solares y eólicos previstos en la comarca y advirtió del «deterioro» que pueden causar en los viñedos bercianos. «Estamos en una lucha entre la industria especulativa y la actividad que genera riqueza y bellez»», remarcó Prada, que aseguró que «mantener la identidad, las raíces y la historia es la mayor inversión que se puede hacer».

La joya de la corona

Durante su turno de intervención, el presidente comarcal glosó la figura de este empresario nacido en 1945 en el municipio de Cacabelos, ayuntamiento que llegó a gobernar en dos ocasiones. Álvarez Courel valoró el «olfato emprendedor» de Prada al explorar nuevas oportunidades, desde el negocio familiar que convirtió en punto de encuentro de turistas y peregrinos con su apuesta por los productos agroalimentarios artesanales hasta su desembarco en el sector de la hostelería con La Moncloa de Cacabelos, uno de los referentes turísticos de la comarca.

Años más tarde, el empresario restauró el Palacio de Canedo, convertido hoy en «la joya de la corona» de la empresa y en el tercer enclave de la comarca con más número de visitas, sólo por detrás de Las Médulas y del Castillo de los Templarios de Ponferrada. Este monumento, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), alberga los viñedos, la bodega, la fábrica de conservas, el hotel y el restaurante.

Entre los méritos de Prada, el presidente destacó también que fue «uno de los primeros en confiar en el gran potencial de la viticultura berciana», un papel que le valió para alzarse como presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo. Del mismo modo, Álvarez Courel valoró el trabajo de divulgación de la riqueza turística, natural y agroalimentaria de la comarca llevado a cabo por la Fundación Prada A Tope de la mano de su bosque didáctico.

Cuarto hijo predilecto

El nombramiento de José Luis Prada como hijo adoptivo de la comarca se suma a los del periodista Luis del Olmo, el poeta Juan Carlos Mestre y la deportista Lydia Valentín, que recibieron este reconocimiento con anterioridad. La ceremonia de hoy contó con la asistencia de alcaldes de la comarca y de representantes de instituciones como la Uned, la Universidad de León (ULE), la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden) o la Denominación de Origen (DO) Bierzo.

También estuvieron presentes representantes del mundo de la cultura, de los sindicatos, de los sellos de calidad o de la Sociedad Deportiva Ponferradina, así como el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, el subdelegado del Gobierno en la provincia, Faustino Sánchez, o los expresidentes de la institución comarcal.

Cabe recordar que el pleno del Consejo Comarcal celebrado el pasado 29 de marzo aprobó este nombramiento con la unanimidad de todos los grupos políticos de la institución, que respaldaron la propuesta de la presidencia. Tras estampar su firma en el libro de honor, Prada recibió de manos de Álvarez Courel el diploma y el plato que reconocen su contribución a la sociedad berciana.