Asprona Bierzo incorpora la especialidad de agricultura en el programa de itinerarios de inserción laboral.

Los itinerarios de inserción sociolaboral de Asprona Bierzo incorporan la especialidad de agricultura

La nueva edición del programa cuenta con un subvención de 55.000 euros para formar a 34 participantes

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El programa de itinerarios de inserción sociolaboral de Asprona Bierzo incorpora en su última edición una nueva especialidad en agricultura con el cultivo de un huerto con prácticas ecológicas en las instalaciones del centro ocupacional Cívitas Bierzo. Esta iniciativa es uno de los pilares de la nueva estrategia de la entidad para generar oportunidades de empleo para personas con discapacidad y en esta edición contará con una subvención de 55.260 euros de la Junta para formar a 34 participantes.

Esta cifra supone un incremento respecto al 2020, cuando la subvención fue de 48.780 euros, lo que permite ofrecer este año el programa a tres participantes más. «Pero sabemos que esto no es suficiente y que para generar nuevas oportunidades de empleo no podemos dejarlo todo en manos de la empresa ordinaria», señaló el director general de Asprona Bierzo, Valentín Barrio. De la mano del «importante apoyo económico» de Endesa, que donó 92.000 euros, la entidad prevé crear una nueva empresa de centro especial de empleo (CEE) «que tenga este objetivo básico de generación de oportunidades laborales para personas con discapacidad intelectual».

De esta manera, la previsión es que a partir de los meses de verano el nuevo CEE ya esté constituido y en condiciones de que entre seis y ocho de los participantes de los itinerarios de inserción sociolaboral, que ya hayan cumplido la mayoría o la totalidad de las horas de formación asignadas, puedan incorporarse a él con un empleo. «La formación es básica para que nuestras personas puedan optar a un puesto de trabajo con todas las garantías», recalcó Barrio.

Empleo con apoyo

Por su parte, la responsable de formación y empleo de la entidad, Elena Álvarez, destacó que el programa de itinerarios de inserción sociolaboral también ofrece a las empresas la posibilidad de apostar por el empleo con apoyo. Este año, uno de los participantes del programa, Daniel, encontró trabajo en la empresa de lavado y engrase de camiones Celaen, en Ponferrada, con un contrato de seis meses y con opción a indefinido. «Al principio es diariamente y después las visitas se van espaciando para apoyarle en todo lo que pueda necesitar para integrarse plenamente en su puesto de trabajo», explicó Álvarez.

Igulamente, Asprona Bierzo mantiene el empleo con apoyo a Mercedes, que lleva dos años trabajando como vendedora en la tienda de deporte Decathlon de Ponferrada, y a María Carmen, como auxiliar de servicios en el CEE de Asprona Bierzo. También se da apoyo a Mario, otro de los participantes de itinerarios, que completa sus prácticas en el CEE del centro de Compostilla.

Itinerarios de inserción sociolaboral

Los itinerarios de inserción sociolaboral buscan favorecer la incorporación y mantenimiento del empleo de las personas con discapacidad intelectual. Las actuaciones con cada usuario se diseñan de manera individualizada, teniendo en cuenta su situación personal, física, psíquica, social y familiar. También se tienen en cuenta sus metas e intereses, y las necesidades concretas que dificultan su acceso al empleo.

Durante el programa, cada participante completa entre 180 y 200 horas de formación práctica y teórica en técnicas de búsqueda de empleo, riesgos laborales, entrenamiento en habilidades sociales y gestión emocional. En esta línea, la responsable del programa subrayó que, a pesar de la situación causada por la pandemia, el programa suma ya más de 2.000 horas de formación, tanto teórica como práctica, en las especialidades de recepción, jardinería, cocina, carpintería, auxiliar de servicios, vendedor deportivo y agricultura.