Investigan a una conductora de 62 años que circuló 35 kilómetros en sentido contrario en la A-6 en el Bierzo

Investigan a una conductora de 62 años que circuló 35 kilómetros en sentido contrario en la A-6 en el Bierzo

Puso en grave riesgo a muchos usuarios de la vía durante unos 30 minutos entre Columbrianos y Vega de Valcarce

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La Guardia Civil de León puso a disposición judicial en calidad de investigada, de una persona que creó una alarma social entre los usuarios de la autovía A-6, en la comarca del Bierzo, al circular 35 kilómetros en sentido contrario, según informó la Subdelegación del Gobierno.

Los hechos ocurrieron el día 26 de enero de 2019 cuando un vehículo conducido por una mujer de 62 años de edad, que se incorporó indebidamente a la altura de Columbrianos, circulando en sentido contrario por la autovía del Noroeste hasta Vega de Valcarce, cruzándose con numerosos usuarios que asustados ante la situación creada y la velocidad que llevaba el vehículo, llamaron al teléfono 112 emergencias de Castilla y León y al 062 de la Guardia Civil.

El Centro Operativo de Comunicaciones y la Central Operativa de Tráfico de la Guardia Civil de León, activó un dispositivo policial compuesto de agentes del Subsector de Tráfico y de Seguridad Ciudadana para garantizar la seguridad del resto de los usuarios de la vía, que se coordinó a su vez con el Centro de Gestión del Tráfico, que visualizaba a través de las cámaras la trayectoria del vehículo, así como con el Centro de Mantenimiento y Conservación de la carretera A-6, uno de cuyos operarios se encontró el vehículo en sentido contrario y le facilitó la maniobra del cambio de sentido de marcha.

El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) se hizo cargo de la investigación e instrucción de las diligencias, que junto con la persona autora de los hechos, se entregaron en el Juzgado de Instrucción de Guardia de Ponferrada. Esta conducta al volante podría conllevar administrativamente hasta 500 euros de sanción y penalmente podría ser castigada con penas de prisión de entre seis meses y dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores hasta por seis años.