Vista aérea del municipio de Igüeña.

Igüeña participa en un estudio piloto sobre los bosques municipales como sumideros de carbono

El programa está elaborado por la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de la Universidad de Valladolid a propuesta de la Red de Municipios contra la Despoblación 'Siembra'

LEONOTICIAS Igüeña

La localidad leonesa de Igüeña ha formado parte de un nuevo estudio académico que ha valorado la capacidad de una serie de bosques municipales para convertirse en sumideros de carbono, y que les permitiría acceder al retorno económico del mercado de los bonos del carbono, proveniente de las entidades con saldo positivo, como emisoras de CO2 a la atmosfera.

El trabajo ha sido elaborado por un grupo de profesores y profesionales vinculados a la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de la Universidad de Valladolid en Palencia, a petición de la Red de Municipios con Desafíos Demográficos y contra la Despoblación Siembra, una organización que tiene como objetivo fundamental la defensa de los intereses de los municipios que padezcan deficiencias demográficas graves y permanentes. El estudio ha sido financiado por la empresa de energías renovables Capital Energy.

El objetivo de la misión

El objetivo de este trabajo pasa por lograr que los municipios con problemas de despoblación puedan recibir los emolumentos que les pudieran corresponder gracias al mercado del carbono, con los que les sea posible incrementar, por ejemplo, su capacidad de contratación en las tareas de mejora y gestión selvícola de sus bosques y, con ello, mejorar sus tasas de absorción de gases que provocan el efecto invernadero, lo que podría contribuir a frenar el fenómeno del despoblamiento rural mediante la generación de puestos de trabajo.

En este trabajo, de carácter piloto, se han analizado los bosques de 5 términos municipales: Celadas (Teruel), Guardo (Palencia), Igüeña (León), Malagón (Ciudad Real) y Navafría (Segovia), de características agroforestales muy diferentes y repartidos por todo el territorio nacional, consiguiendo una diversidad que debe permitir adquirir la necesaria referencia de la capacidad sumidero de los municipios españoles, con la que ampliar el estudio a un mayor número de municipios, que abra camino para abordar el objetivo final de estudiar todos los municipios del Estado.

Situación en Igüeña

En concreto, según este estudio, Igüeña cuenta con 570.069,24 (28,5%) toneladas de carbono de la biomasa aérea y radical de la vegetación y con 1.430.424,64(71,5%) toneladas de carbono orgánico del suelo, lo que supone un total de 2.000.493,88 toneladas de carbono.

Para elaborar el estudio, se han localizado y analizado las bases de datos alfanuméricas y geográficas a través del soporte cartográfico que proporcionan los Sistemas de Información Geográfica, para estimar la cantidad de carbono que atesoran la biomasa vegetal forestal, así como la correspondiente al carbono orgánico del suelo.

El laborioso método de cálculo implementado ha sentado las bases con las que poder agilizar el cálculo, de manera que permita generar un procedimiento semiautomático, con el que generalizar y abordar su aplicación en un mayor número de municipios.

Los objetivos contra la despoblación

Este trabajo da respuesta a uno de los objetivos de la Dirección General de Políticas Contra la Despoblación (MITECO), que acogiéndose a la Orden «TED/1358/2021, de 1 de diciembre», establece las bases reguladoras para la concesión de subvenciones para la financiación de proyectos innovadores para la transformación territorial y la lucha contra la despoblación.

En este contexto, se ha presentado una propuesta de subvención, bajo el nombre «CO2hesión», que pretende dar a conocer la capacidad sumidero de los montes de los municipios de menos de 5.000 habitantes, de manera que sus resultados generen un procedimiento certificador de su capacidad sumidero.

Con esta certificación los ayuntamientos dispondrán de suficiente aval con el cual acceder al mercado de los bonos del carbono atmosférico, que les permita ampliar sus nóminas de trabajadores para la conservación y ampliación de la capacidad sumidero de sus términos municipales.