Protesta de los hosteleros bercianos en Ponferrada. / Carmen Ramos

Los hosteleros bercianos ven «despreciable y obscena» la propuesta de restringir aforos y pedir el pasaporte Covid

Los profesionales del sector en la comarca consideran que las nuevas medidas que estudia el Gobierno y las comunidades autonómas «van a infundir miedo y por si mismas van a asustar a los clientes y nos van a vaciar los negocios estas Navidades»

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La Asociación de Hosteleria del Bierzo considera «despreciable y obsceno» la propuesta para volver a restringir los aforos y los horarios al sector o la posibilidad de pedir un pasaporte Covid en la puerta de los bares. «Lo que no hace nuestro Gobierno en las fronteras, quieren que lo hagamos nosotros en la puerta de los bares», señalan.

Los profesionales del sector en la comarca insisten en que durante el último año y medio «hemos comprobado empíricamente que en todas las comunidades de España el virus ha incidido de una forma muy parecida porcentualmente y nadie ha conseguido librarse del virus restringiendo libertades específicamente a la hostelería».

Destacan como Castilla y León, por ejemplo, siendo una de las comunidades más restrictivas con la hostelería tiene un número de fallecidos por cada 100.000 habitantes bastante mayor que el de Madrid, «con lo que la conclusión lógica que ya debería estar más que clara es que el aperturismo es el camino más cabal, tal como nos ha demostrado Madrid, ya que las restricciones no han conseguido parar nada más que la economía en realidad», añaden. En este sentido recuerdan como la tercera ola de la Covid-19, «la más devastadora que hemos tenido», añaden, se produjo después de la Navidad «con la hostelería prácticamente cerrada (ocio nocturno a cal y canto) y las reuniones de 10 personas permitidas en las casas». «Trasladar el contacto social de la hostelería a las casas o reuniones privadas ya se ha visto que no sirve para nada. Es más: descontrola las cosas infinitamente más, ya que no se puede vigilar nada de lo que suceda», recalcan.

Los hosteleros bercianos tienen claro que todas estas medidas que estudia el Gobierno y las comunidades autonómas «van a infundir miedo y por si mismas van a asustar a los clientes y nos van a vaciar los negocios estas Navidades» y creen que «están escrupulosamente pensadas para no tener que indemnizar ni ayudar a los agraviados y no solo eso, sino que también cuentan con que sigamos pagando religiosamente nuestros impuestos a pesar del varapalo. ¡Faltaría más!».

Lamentan, además, que los 11.000 millones de euros que llegaron de Europa para paliar esta situación en las empresas «están todavía pendientes de repartir en su mayoría a día de hoy, por culpa de los requisitos imposibles que piden para solicitarlas».

«Y con todo y con eso, aún tienen la desfachatez de reunirse para hablar de restricciones a la hostelería… ¡Váyanse a la mierda!, concluyen.