La 'helada' perfecta en León: frío polar y temperaturas de -10º

La provincia de León se mantiene en 'alerta amarilla' por la adversa climatología, que afectará especialmente a las zonas de montaña | Baja la cota de nieve por debajo de los 1.000 metros

Agua helada en León por el efecto de las bajas temperaturas./Peio
Agua helada en León por el efecto de las bajas temperaturas. / Peio
E. PRESS | EFELeón

Un total de 31 provincias de la Península y Baleares tendrán este jueves aviso de riesgo (amarillo) o riesgo importante (naranja) por temperaturas mínimas, que podrán alcanzar hasta -10 grados centígrados, por fuertes vientos o por fenómenos costeros, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En detalle

Las bajas temperaturas afectarán a treinta provincias. En concreto, Guadalajara tendrá riesgo importante ya que el mercurio podrá alcanzar hasta -10 grados centígrados. Además, tendrán aviso amarillo Orense, Asturias, Cantabria, La Rioja, Navarra, Huesca, Zaragoza, Teruel, León, Burgos, Palencia, Ávila, Zamora, Segovia, Soria, Madrid, Toledo, Guadalajara, Cuenca, Ciudad Real, Albacete, Murcia, Alicante, Valencia, Gerona, Lérida, Barcelona, Almería, Granada y Jaén. En estas provincias las heladas rebajarán los termómetros hasta los -6 grados centígrados, pero en el caso de las zonas de montaña alcanzará valores de dos dígitos.

Al mismo tiempo, el viento fuerte, con rachas de hasta 80 kilómetros por hora mantendrá este jueves con aviso amarillo a Huesca, Gerona, Lérida y a las islas de Mallorca y Menorca.

Además, tendrán riesgo importante por fenómenos costeros Gerona, donde se espera viento del norte y noroeste con fuerza 8, ocasionalmente 9 con olas de 4 a 5 metros; Menorca, por intervalos de fuerza 8 de viento del norte y olas de 4 a 6 metros y en Mallorca, donde se prevén olas de 4 a 5 metros.

La situación se debe a la entrada este miércoles por la tarde de una masa de aire frío, de origen polar, que provocará un descenso significativo de las temperaturas, tanto las máximas como las mínimas y que provocarán probablemente heladas intensas en zonas del interior peninsular y viento fuerte en Pirineos, Ampurdán y este de Baleares.

Así, en el extremo norte predominarán los cielos nubosos, con probables precipitaciones en el Cantábrico, alto Ebro y Pirineos. En el área mediterránea la nubosidad se extenderá hasta el Estrecho y se prevén algunas precipitaciones en puntos del litoral peninsular y en Baleares.

También predominarán los cielos poco nubosos o despejados en el resto del país y habrá intervalos nubosos matinales en la meseta Norte y sistemas Central e Ibérico así como, vespertinos, en Canarias.

La cota de nieve se situará entre 700 y 900 metros en el noroeste de la Península y bajarán a 300 o 500 metros. En el alto Ebro y las zonas próximas la cota de nieve se situará en torno a 500 a 600 metros y bajará a cualquier cota; en Pirineos nevará en cualquier cota y en Baleares a partir de 300 a 500 metros.

Las temperaturas experimentarán un descenso acusado en general, que será notable en el interior del tercio este y las heladas afectarán a casi todo el interior peninsular, aunque las más intensas se darán en las zonas de montaña y serán fuertes en Pirineos.

Por último, la Aemet añade que el viento soplará principalmente de componente norte, con carácter fuerte o con intervalos de fuerte en Pirineos, bajo y medio Ebro, Ampurdán, este de Baleares y litoral gallego.

Cadenas y ropa de abrigo

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha emitido este jueves un aviso ante la bajada generalizada de temperaturas y heladas que se espera en las próximas horas en gran parte del interior peninsular, en el que recomienda viajar en carretera con cadenas, ropa de abrigo y el teléfono móvil cargado.

Según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la entrada de una masa fría y seca de aire polar por el noreste desplomará las temperaturas durante la próxima madrugada, con registros por debajo de 5 grados negativos en ambas mesetas y sistemas montañosos y de hasta 10 grados en zonas de Guadalajara o Lérida.

Ante esta situación, Protección Civil recomienda antes de viajar revisar los neumáticos y niveles de anticongelante y frenos del vehículo, y llenar el depósito de combustible.

Una vez en carretera, aconseja ir provistos de neumáticos de invierno o cadenas, ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.

Además, la Aemet prevé que se produzcan vientos costeros muy fuertes en el litoral de Gerona y norte de Mallorca y Menorca, con olas de 4 a 5 metros de altura, así como rachas de hasta 80 kilómetros por hora en el noreste peninsular.

En este caso, Protección Civil aconseja alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan verse afectados por las elevadas mareas y oleajes que se generan por la intensidad de los vientos, evitar estacionar en zonas inundables y no poner en riesgo la vida ante las imágenes espectaculares.

Además, recomienda asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse.

Se debe extremar la precaución especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido, así como prestar especial atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.