Gobierno y sindicatos evaluarán el impacto en el empleo de los cierres de las térmicas antes de plantear medidas concretas

Central térmica. /
Central térmica.

Los representantes de la parte social confían en las posibilidades del empleo verde para absorber a los trabajadores afectados

D. ÁLVAREZLeón

Valorar el impacto que provoca en el empleo el cierre de las centrales térmicas de carbón será el primer paso que darán las dos grandes centrales sindicales -CCOO y UGT-Fica- y el Ministerio para la Transición Ecológica antes de poner encima de la mesa las diferentes propuestas de proyectos alternativos en las zonas afectadas por la clausura de este tipo de instalaciones.

Según explicó el secretario estatal de industria extractiva de CCOO, Jesús Crespo, el siguiente paso consistirá en explorar las nuevas posibilidades que ofrece el sector del empleo verde y en presentar proyectos viables en esa línea.

En la reunión de este miércoles, los representantes sindicales tuvieron la ocasión de «establecer un cauce de comunicación» con los asesores de la ministra, Teresa Ribera, y del secretario de Estado de Energía, José Domínguez, para evaluar el empleo que queda afectado por los cierres, tanto en la empresa principal como en las contratas y en el empleo inducido. «Están dispuestos a sentarse para buscar soluciones», valoró Crespo.

En ese sentido, la hoja de ruta de los sindicatos insiste en reclamar al Gobierno que «cualquier empresa que cierre tiene que proponer nuevas áreas de negocio dentro del sector». Aunque los representantes sindicales consideraron que sería «precipitado» hablar a estas alturas de los mecanismos concretos que se puedan poner en marcha dentro de la estrategia de transición justa, Crespo recordó que los cierres anunciados ya se están «materializando en despidos en las subcontratas».

«Hasta el fin del desmantelamiento, hemos adquirido el compromiso de seguir trabajando y de reunirnos a medida que se recopilen los datos sobre el impacto en el empleo», explicó el representante de CCOO.

 

Fotos