Hospital del Bierzo. / Carmen RAmos

El Hospital del Bierzo incorporará «en un mes» un cardiólogo más para acabar con el atasco en el servicio

La gerente espera completar así una plantilla de cuatro profesionales a la espera de la nueva Oferta Pública de Empleo (OPE) que saldrá en septiembre y en la que ya ha incluido las seis plazas en propiedad que están vacantes para completar la plantilla estructural de siete facultativos que ahora sólo cuenta con uno

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

La Gerencia de Asistencia Sanitaria del Bierzo (Gasbi) reforzará «en un mes» el servicio de Cardiología del Hospital Universitario del Bierzo con la incorporación de un nuevo especialista. «Se ha iniciado el procedimiento para que en un mes pueda estar en el hospital», indicó a elbierzonoticias la gerente Pilar Fernández Ampudia.

De esta forma, desde la Gasbi se espera alcanzar los cuatro profesionales a la espera de la nueva Oferta Pública de Empleo (OPE) que saldrá en septiembre y en la que la Gasbi ya ha incluido las seis plazas en propiedad que permanecen todavía vacantes para completar la plantilla estructural del servicio en el primer centro sanitario de la comarca que se eleva a siete facultativos y que en este momento solo tiene una cubierta.

Desde la gerencia del Hospital del Bierzo aseguran que están trabajando para consolidar esas plazas e insisten que si no se han cubierto ya ello se debe a la falta de especialistas. «Si no se cubren es porque no hay», destacó Ampudia.

La falta de cardiólogos es en este momento el principal caballo de batalla del hospital berciano donde los pacientes aquejados de patologías cardiacas se están viendo obligados a soportar de seis a ocho meses de espera para primeras visitas y más de un año para la realización de pruebas de seguimiento e incluso para conocer sus resultados.

El sindicato de enfermería Satse denunció hace una semana la situación provocada por la falta de especialistas y que obligó a una sola cardióloga llegó a hacerse cargo de la unidad de Cardiología del Hospital del Bierzo, tras la baja y la jubilación de dos de los cuatro facultativos adscritos al servicio, lo que provocó el aplazamiento de consultas no urgentes y el refuerzo del servicio con dos especialistas más del Complejo Asistencial Universitario de León (Caule).