Pozo Julia, base del Parque Temático de la Minería de Fabero. / César Sánchez

PP y Cs frenan la petición socialista de disolver la comisión de fondos Miner por el ámbito de la investigación

Se acepta la solicitud de documentación adicional y se pospone la presentación de la lista de comparecientes

ICAL Ponferrada

Los socios de PP y Cs frenaron este lunes la propuesta del Grupo Socialista de disolver la comisión de investigación de las Cortes sobre los fondos Miner tras un debate cruzado sobre el ámbito de la investigación, ya que los segundos quieren que se ciña a los planes de reactivación de la Junta y los primeros incluyen los estatales, auditados por el Tribunal de Cuentas.

Después de una hora y media de reunión, la comisión acordó solicitar documentación adicional, en el marco planteado por el Grupo Socialista, y posponer la presentación de la lista de comparecientes, que los grupos ya tienen elaborada, de manera que no se reunirá previsiblemente hasta septiembre.

Las parlamentarias Blanca Negrete (Cs) y Amparo Vidal (PP) acusaron al PSOE de querer «bloquear» la comisión «por saturación» en la documentación que requiere, en referencia a 22 informes, la mayoría fuera del ámbito delimitado en anteriores reuniones de la comisión.

Vidal recordó que el ámbito de la investigación, como planteó Cs que pidió la comisión, es el análisis de las ayudas recibidas por la Comunidad en el marco de los planes estratégicos del carbón formalizados dentro de la línea a la reactivación de las comarcas mineras, lo que supone los planes 1998-2005, 2006-2012 y 2013-2018.

«La deriva de la comisión hace que no haya ningún tipo de conclusión», sentenció el socialista Rubén Illera, al anunciar la petición de disolución de ésta y la constitución de otra nueva en la que se investiguen los planes de reactivación de la Junta y no los estatales, que están auditados por el Tribunal de Cuentas.

I llera cargó contra Ciudadanos por «negarse a levantar las alfombras» y centrar solo la investigación en planes nacionales fuera de las competencias de la Comunidad, mientras que Negrete y Vidal acusaron al PSOE de no haber planteado en su momento el ámbito territorial de la investigación y hacerlo en este momento para «bloquearla».

«No es procedente, la comisión tiene un ámbito claro», argumentó después la presidenta de la comisión, Inmaculada Gómez (Cs), que también se refirió a que la documentación pedida por el Grupo Socialista excede el objeto fijado por todos para el análisis de las ayudas al carbón.

El Grupo Socialista sustentó su petición, como detalló Illera, en que se trata de una investigación en las Cortes de Castilla y León y si se quiere analizar los planes estatales se debe solicitar la misma en el Congreso; en que se deben investigar los planes puestos en marcha por la Junta para la reactivación de las cuencas; en que Cs «no quiere levantar las alfombras» y en que el Tribunal de Cuentas ha fiscalizado los planes del carbón.

La comisión ahora esperará la documentación pedida por el Grupo Socialista y después se presentarán los listados de los posibles comparecientes, si bien los socios de gobierno y el PSOE mantienen diferencias de fondo sobre lo que se pretende investigar.