Imagen de la planta de Forestalia en el Bierzo. / César Sánchez

Forestalia asegura que la planta de biomasa de Cubillos del Sil se acerca a su inicio de actividad

La empresa afirma que hasta el momento ha operado en fase de pruebas y que este mismo mes de octubre estará en fase definitiva de explotación

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

Fuerzas Energéticas del Sur de Europa I, promotora de la planta de generación eléctrica mediante biomasa agroforestal ubicada en el polígono industrial El Bayo de Cubillos del Sil, confirmó este jueves que hasta el momento ha operado en fase de pruebas y que esta se acerca a su finalización.

En ese sentido, la empresa explicó que la finalización de la puesta en marcha, incluyendo la optimización y las pruebas de prestaciones, «es condición para declarar el inicio de actividad y para la entrada en la fase definitiva de explotación», que está prevista para este mismo mes de octubre.

Y es que dicho proyecto se vio afectado, como indican fuentes de Forestalia, por la pandemia del COVID-19, «ya que diversos equipos y sistemas principales necesarios para el funcionamiento en condiciones de la central, como la caldera, la turbina o el tratamiento de biomasa, dependen para su puesta en marcha y ajuste final de la intervención de técnicos especialistas extranjeros, que en su momento abandonaron la planta siguiendo instrucciones de sus empresas ante la situación sanitaria».

Estos técnicos se reincorporaron en fechas recientes y de forma parcial, lo que retrasó sustancialmente «el ajuste fino, la ejecución de las pruebas en condiciones normales y la entrada en operación de la planta».

Planta para la combustión de biomasa y paja

La planta ubicada en Cubillos del Sil está habilitada para la combustión tanto de biomasa forestal como de paja, con sistemas de almacenamiento, procesado y alimentación a caldera diferenciados para ambos tipos de combustible, lo que incorpora una mayor complejidad técnica. «Esto otorga flexibilidad para la operación, pero complica la puesta en servicio y los ajustes, requiriendo la presencia de múltiples especialistas y la disponibilidad del rango de combustible según diseño», indicaron.

Por todo ello, durante la fase de puesta en marcha y de pruebas, la operación de la planta experimentó « varias paradas técnicas, debido a la falta de los técnicos especialistas extranjeros, para ajustar y corregir los equipos y sistemas y para optimizar la planta para lograr su rendimiento diseñado».

«Desde el comienzo de las pruebas, la planta ha contado con unos sistemas de depuración de gases plenamente operativos, que aplican las mejores técnicas disponibles, que han garantizado unas emisiones a la atmósfera en todo momento muy por debajo de los niveles fijados por la normativa vigente», señalan. Además de las mediciones de las emisiones de planta, «se han instalado equipos de medida de inmisiones en la estación de mediciones existente junto a la central de Compostilla II».