Fallece una vecina de Benavides de Órbigo tras comer setas en un restaurante de lujo de Valencia

Imagen del restaurante donde han tenido lugar los hechos./Las Provincias
Imagen del restaurante donde han tenido lugar los hechos. / Las Provincias

La mujer fallecida es María Jesús Fernández Calvo, de 46 años, y acudió al restaurante en compañía de su marido y su hijo, también afectados por la intoxicación

JAVIER MARTÍNEZ Y ISABEL DOMINGOValencia | León

La Conselleria de Sanidad de la Comunidad Valenciana investiga el fallecimiento de una mujer de 46 años en Valencia por una posible intoxicación alimentaria tras comer arroz con setas el sábado a mediodía en el restaurante de lujo Riff de la ciudad. El fallecimiento se produjo en torno a las 05.00 horas en la madrugada del domingo en el propio domicilio, según han confirmado fuentes cercanas a la familia.

En detalle

La mujer fallecida es María Jesús Fernández Calvo y pese a residir con su familia en Valencia todos son de origen leonés, concretamente de la localidad de Benavides de Órbigo, según han confirmado la propia alcaldesa del municipio leonés, Rosa Sopeña. La localidad leonesa acogerá la misa funeral este miércoles a partir de las once y medida de la mañana.

El restaurante Riff ha anunciado en un comunicado que cierra sus puertas hasta que las causas de lo sucedido queden establecidas: «Ante los hechos de los que he tenido conocimiento en el día de hoy a través de las autoridades sanitarias de la Generalitat Valenciana, que relacionan al restaurante del que soy titular, el Riff, con distintas afecciones gástricas en varios clientes del restaurante, e incluso con la muerte de uno de ellos... He tomado la decisión de que el restaurante permanezca cerrado hasta que las causas de lo sucedido queden establecidas y pueda reanudarse la actividad con plenas garantías tanto para el personal como para todos los clientes».

Junto a su familia

Tanto la víctima como su marido y su hijo, de 12 años, sufrieron diarreas y vómitos tras abandonar el local de restauración sobre las 17.00 horas del pasado sábado. Los síntomas de la intoxicación se prolongaron durante la noche del sábado al domingo, y en el caso de la mujer provocaron un empeoramiento en su estado de salud y murió en su vivienda en la avenida de la Constitución en Valencia. Tanto el padre como el hijo presentan «buena evolución».

Un equipo del Servicio de Ayuda Médica Urgente (SAMU) acudió al domicilio de la víctima, pero los sanitarios no pudieron reanimar a la víctima. Una vez que el médico certificó el fallecimiento, el cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Valencia para practicarle la correspondiente autopsia. Una patrulla de la Policía Nacional también se desplazó a la vivienda para colaborar con la comisión judicial en el levantamiento del cadáver.

Fuentes del restaurante Riff han confirmado que Sanidad ha abierto una investigación y que ha realizado distintas pruebas en el local. «Estamos colaborando con la conselleria y nosotros también hemos realizado controles sobre todos los productos», explicó el chef, que también indicó que el restaurante funciona con normalidad.

Siete casos más

Según informaron fuentes de la investigación, unas setas, en concreto unas colmenillas, podrían estar detrás de la intoxicación. Formaban parte de un arroz incluido en el menú degustación de mediodía que ofreció el sábado el establecimiento. Los técnicos de la Conselleria de Sanidad y la policía también inspeccionaron la vivienda de la víctima.

Por su parte, la conselleria ha explicado que en la investigación que se está realizando «se han detectado otros siete casos con sintomatología muy leve, principalmente vómitos y con buena evolución, probablemente relacionados con el mismo restaurante».

Los inspectores de Seguridad Alimentaria realizaron ayer la visita de inspección al establecimiento donde tuvo lugar la comida «a efectos de estudiar las condiciones del mismo, el cual se encontraba sin actividad en ese momento, no detectando deficiencias relacionadas con factores que hubiesen podido contribuir a la toxiinfección alimentaria», han indicado las mismas fuentes de Sanidad.

Asimismo, se procedió a la recogida de muestras de algunas materias primas y alimentos que formaban parte del menú degustación, «las cuales se están analizando actualmente», han precisado.