Parque eólico.

El IEB expresa su rechazo a la instalación de macroproyectos eólicos en el Bierzo «que afecten a los valores que defendemos y protegemos»

Informará a las administraciones competentes y a las entidades internacionales correspondientes de las intervenciones previstas y solicitará la realización de estudios de impacto a organizaciones cualificadas como ICOMOS

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El Instituto de Estudios Bercianos (IEB) ha manifestado su rechazo a la instalación de macroproyectos eólicos en el Bierzo «siempre que afecten a los valores que defendemos y protegemos», señala. Recuerda, en este sentido, que tal y como establece el artículo 4 de sus estatutos, tiene entre sus fines la investigación, recuperación, conservación y difusión de los valores culturales y medioambientales de la comarca en todos sus aspectos, así como velar por la protección de su patrimonio cultural.

«En el IEB deseamos que las medidas de transición energética que tienen como objetivo, a través del uso de energías renovables, el desarrollo sostenible y mejorar la calidad de vida de los habitantes en El Bierzo y en la Comunidad Autónoma en general, sean efectivas y ofrezcan un futuro esperanzador a nuestra tierra», apunta.

En una comarca con una gran tradición minera, donde la producción energética ha sido motor del desarrollo de buena parte del Bierzo, el IEB entiende que esa transición «debe hacerse con la mayor precaución posible para evitar nuevos daños a los recursos naturales y culturales de la comarca. Estos recursos están, desde nuestra perspectiva, entre los principales motores potenciales de desarrollo sostenible en el Bierzo», subrayan.

Por ello, expresan su preocupación por las intervenciones planificadas relativas al establecimiento de aerogeneradores y redes eléctricas de conexión hacia subestaciones. «Consideramos que las intervenciones previstas tendrán un impacto directo en el desarrollo económico y social de la comarca, al afectar al uso y sostenibilidad de sus recursos culturales y naturales, incluyendo sus valores paisajísticos, los sistemas de producción tradicionales -tales como la viticultura y todos los demás productos de las denominaciones de calidad-, o los bienes del patrimonio cultural material e inmaterial», recalcan.

Desd el Instituto de Estudios Bercianos entienden, además, que las intervenciones «afectarán al valor excepcional universal de bienes del patrimonio natural y cultural protegidos a nivel internacional, como son el bien de Patrimonio Mundial de los Caminos de Santiago, y a los valores de gestión sostenible de la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses, sin menosprecio de otros bienes sin este tipo de declaraciones pero que configuran la esencia de nuestro Bierzo».

En cumplimiento de sus funciones estatutarias, y apoyando las distintas iniciativas que están teniendo lugar en todo el Bierzo, el IEB ha anunciado que informará a las administraciones competentes y a las entidades internacionales correspondientes de las intervenciones previstas, y solicitará la realización de estudios de impacto a organizaciones cualificadas como ICOMOS, que ayude a determinar si las actuaciones propuestas afectarán a los criterios que nosotros defendemos y a otros como los de la UNESCO, entidad que reconoció en su día los valores culturales y naturales de la Comarca.

«La opinión del IEB en este asunto, en cualquier caso, es negativa a la instalación de estos macroproyectos siempre que afecten a los valores que defendemos y protegemos, que son los anteriormente expuestos», concluyen.