Endesa no renuncia al proyecto de energías renovables en las instalaciones de Compostilla II

Central térmica de Compostilla./César Sánchez
Central térmica de Compostilla. / César Sánchez

La eléctrica tiene la intención de seguir adelante con el parque fotovoltaico que se podría complementar con la llegada de otras empresas / El comité de empresa pide tiempo para los trabajadores desplazados

ELBIERZONOTICIASPonferrada

La compañía eléctrica Endesa ha asegurado que no tiene intención de renunciar al proyecto de energías renovables previsto para las instalaciones de la central térmica de Compostilla II, en Cubillos del Sil, una vez se proceda a su cierre.

De este modo, además de la implantación de un gran parque solar fotovoltaico, en el que se prevé invertir 240 millones de euros la eléctrica abre las puertas de las instalaciones a otras empresas que quieran apostar por el Bierzo, según confirmaron fuentes de la propia empresa a elbierzonoticias.com.

Y es que el vídeo promocional dirigido a empresas de diferentes sectores que se proyectó durante el transcurso de la jornada Endesa Day daba a entender que las instalaciones de la térmica serían solo para este concurso de proyectos empresariales. «Compostilla es un lugar adecuado para la actividad industrial pero también para el desarrollo de nuevos centros de innovación en diferentes sectores: logístico, agroalimentario, embalajes, procesos químicos y textiles, desarrollo de productos orgánicos y sintéticos, desarrollo de tecnología, innovación en salud, medio ambiente o bioeconomía, todo ello con los principios de la economía circular», explicaba la compañía en el vídeo.

En el mismo, además, Endesa se comprometió a que los trabajadores de las empresas auxiliares puedan participar en las labores de desmantelamiento de la térmica.

El comité pide tiempo para los trabajadores trasladados

Por otro lado, el comité de empresa ha remitido a José Damián Bogas, consejero delegado de Endesa, una carta en la que piden que a los trabajadores que tienen que ser desplazados se les avise con tiempo de su nueva plaza para poder organizar sus vidas. Y es que, según explica el presidente del comité, Juan Sobredo, en la misiva, «tenemos compañeros pendientes de recolocar en una situación de total desamparo pues se encuentran que, de la noche a la mañana, se les adjudica una plaza, sin tener en cuenta que tienen una familia».

La carta responde a una entrevista concedida por el consejero delegado a un medio de comunicación en la que asegura que «se deberían hacer las cosas bien» en el proceso de cierre y ante ello, el comité está de acuerdo pero considera que deberían pensar «en una transición justa para con la comarca y en sus propios trabajadores, cuestión que está muy lejos de parecerse a la realidad actual y que en la medida de lo posible deberíamos intentar entre todos paliar».