Endesa quiere hacer partícipe al personal auxiliar del plan de desmantelamiento de Compostilla

Central de Compostilla./César Sánchez
Central de Compostilla. / César Sánchez

La compañía eléctrica presentará la solicitud de cierre de la central berciana y de la de Andorra con el plan de acompañamiento, algo que todavía no se ha producido, y ya está pensando en posibles alternativas para las zonas afectadas

EFEMadrid

El director general de Relaciones Institucionales y Regulación de Endesa, José Casas, ha dicho hoy que no han presentado aún la solicitud de cierre de las centrales de carbón de Compostilla (León), y Andorra (Teruel) porque quieren presentar de manera simultánea los planes de acompañamiento.

Casas, que ha participado hoy en una mesa sobre «Ley de Cambio Climático y Transición Energética» dentro del Congreso Nacional de Medio Ambiente (Conama), ha señalado que Endesa está analizando toda la situación de las zonas donde se van a producir los cierres.

Ha explicado que a Endesa le corresponde garantizar el empleo del personal propio a través de reubicaciones en otras plantas del grupo o trabajando en el desmantelamiento de las centrales, unos trabajos que durarán entre cuatro y seis años.

Los trabajadores directos de Endesa en la central de Andorra son 153 y en Compostilla 160, ha indicado Casas, que ha añadido que para los empleados con mayor edad se podría pactar un plan de salidas no traumáticas.

En cuanto al personal auxiliar, que no depende directamente de Endesa, ha dicho que se les quiere hacer partícipes del plan de desmantelamiento, que obligará a ampliar en entre 130 y 140 personas el personal para dedicarlo a estas tareas, con puntas de hasta 200 personas en las fases álgidas de las labores de desmantelamiento.

Respecto a las alternativas de actividad para esas zonas, Casas ha indicado que podrían ser energías renovables, si existe recurso renovable en esas zonas, y si no, la compañía está pensando y trabajando en otras actividades alternativas, que dará a conocer cuando se presente formalmente la solicitud de los cierres.

Por otra parte, ha señalado que, en cuanto a las centrales que utilizan carbón importado, en el caso de Endesa la de Litoral, en Almería, y la de As Pontes, en La Coruña, estas son necesarias para permitir la seguridad del suministro. Por ello, cree que debería mantenerse una «generación térmica posgarantía» en 2020, «tanto convencional como nuclear», y ha destacado la importancia de que exista un sistema de mecanismos de pagos por capacidad para mantener una garantía de respaldo mientras se desarrollan sistemas de almacenamiento de energía.

 

Fotos