Endesa comienza a enviar cartas a los trabajadores de Compostilla para ofrecer recolocaciones ante el cierre de la térmica

Central térmica de Compostilla. /César Sánchez
Central térmica de Compostilla. / César Sánchez

El comité se siente ninguneado y anuncia que denunciará a la compañía ante la Magistratura de Trabajo al actuar «incumpliendo la legislación vigente» y sin convocar la mesa de negociación que reclaman

CARMEN RAMOS Cubillos del Sil

La compañía eléctrica Endesa ha comenzado a enviar las primeras cartas a los trabajadores de la central de Compostilla, ubicada en la localidad de Cubillos del Sil, en las que se les ofrece la posibilidad de recolocaciones en otros centros de trabajo del país ante el cierre de la térmica berciana.

La situación ha generado el malestar entre los miembros del comité de empresa que valoran la posibilidad de denunciar a la empresa ante la Magistratura de Trabajo al considerar que mantiene al margen y ningunea a los representantes de los trabajadores que ya han solicitado en varias ocasiones la necesidad de convocar una mesa de negociación para abordar su futuro.

«Algunos trabajadores han recibido esas cartas y no sé por qué se envían sin contar con nosotros», lamentó el presidente del comité, Juan Sobredo, que ha anunciado que los representantes de los trabajadores ya han enviado un escrito a la dirección de Endesa en Madrid «para que nos expliquen cuál es el motivo, porque no entendemos estas actitudes y que reconduzcan la situación», insistió.

Sobredo reconoce que se trata de una medida que les ha pillado por sorpresa a pesar de que «de esta empresa ya nos esperamos cualquier cosa», indicó. Lamenta, no obstante, esta acción de la compañía dado que considera que «las relaciones laborales deben ser fundamentales entre empresa y trabajadores» y que el hecho de «hacer de menos a una representación como el comité de Endesa nos parece un despropósito», señaló.

El presidente del comité de la térmica de Compostilla reconoce que «a Endesa siempre le ha ido bien cuando hemos tenido buenas relaciones y esta actitud que llevan desde que los italianos se han hecho cargo de la compañía ni la entendemos ni la compartimos», subrayó. A juicio de Sobredo, con el envío de estas misivas Endesa «está incumpliendo la legislación vigente en cuanto a información y consulta a los representantes de los trabajadores».

Por todo ello, el comité de la térmica de Compostilla se reunirá este viernes para valorar la situación a la espera de recibir una respuesta por parte de la dirección de la compañía.

 

Fotos