Asamblea de este domingo en León capital en la que se ha decidido el llamamiento a la huelga en el sector. / I.S.

Los empleados de los supermercados acuerdan en asamblea ir a la huelga para desbloquear el convenio

Cerca de 2.000 trabajadores votaron este domingo a favor del paro en este sector los días 7, 23, 24, 30 y 31 de diciembre

Leonoticias
LEONOTICIAS León

Más de un millar de trabajadores del sector de las medianas superficies comerciales de Castilla y León, en representación de las más de 6.500 personas afectadas, acordaron en las nueve asambleas celebradas este domingo continuar adelante con la convocatoria de huelga prevista para el próximo mes de diciembre (7, 23, 24, 30 y 31). Afectará a los profesionales de este sector que trabajan en los supermercados Gadis, Alimerka, Lupa, La Plaza de Dia, Froiz de Castilla y León.

En el caso de la provincia de León son 1.300 los empleados que secundarán estas movilizaciones pertenecientes a un total de 64 súper. Se trata de una medida de presión con la que se quiere 'sensibilizar' a la patronal para que ésta aborde las mejoras en el convenio colectivo.

UGT y CCOO

UGT y CCOO fueron las organizaciones encargadas de llevar a cabo estas acciones informativas por toda la comunidad. En dichos actos informaron a las personas allí congregadas la situación de bloqueo en la que se encuentra el convenio colectivo de la Mediana Distribución en Castilla y León.

«Mientras que el sector más perjudicado por los cierres en la pandemia y postpandemia ha sido el de la hostelería, que recientemente ha acordado con los sindicatos subir los salarios hasta los 1.200 euros en 2025 y 2026, los responsables de los supermercados son incapaces ni de de acercarse a un salario medianamente digno», denunciaron los portavoces de ambas organizaciones sindicales.

Serla

Los representes sindicales y los de la patronal están pendientes de ser convocados a una reunión en el Serla (Servicios Regional de Relaciones Laborales) con la intención de alcanzar un acuerdo para acabar con el bloqueo existente en las negociaciones del convenio.

«El acuerdo es complicado»

«Ojala lleguemos a un acuerdo, pero está complicado. Estamos hablando de un sector de trabajadoras y trabajadores pobres y de una patronal que ha aprovechado una situación de pandemia sanitaria para incrementar de manera importante sus beneficios y llevar a cabo nuevas aperturas de locales y reformas.

Lo triste es que con esta realidad no sean capaces de tener un mínimo de empatía para con sus plantillas y mejorar sus actuales condiciones laborales y salariales», concluyeron desde ambos sindicatos.