Borrar
Imagen de una de las ediciones de los 101 KM Peregrinos. Elbierzonoticias
La dureza del monte berciano que pone a prueba a los deportistas

101 KM Peregrinos

La dureza del monte berciano que pone a prueba a los deportistas

Los 101 KM Peregrinos que se celebran este sábado, 27 de abril, reúne a un millar de participantes, una cifra que está lejos de los 3.000 que llegó a tener antes de la pandemia

Esther Jiménez

Ponferrada

Viernes, 26 de abril 2024, 11:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El escarpado paisaje de la comarca berciana es el escenario de una de las pruebas deportivas más exigentes del noroeste español, los 101 KM Peregrinos. Transcurre entre cinco municipios del Bierzo -Ponferrada, Priaranza del Bierzo, Borrenes, Carucedo y Puente de Domingo Flórez-, en los que todos ellos tienen algo en común, el Camino de Santiago de Invierno.

Así, con el objetivo de dar a conocer y promocionar esta ruta jacobea y añadiéndole aspectos lúdicos, culturales y turísticos, nació en 2010 este evento, cuyo trazado evita en la medida de lo posible el asfalto, priorizando la naturaleza.

La pandemia del 2020 marcó un antes y un después en esta prueba deportiva. Y es que, como explica David Pacios, organizador de la misma, justo antes del Covid «pasamos de los 3.000 participantes y ahora estamos en un millar», una cifra que para el Bierzo «está muy bien porque entre participantes y acompañantes seguro que habrá 3.000 o 4.000 personas por los municipios de la comarca por los que transcurre el itinerario».

Y aunque el nivel de inscritos ha bajado el número de voluntarios se mantiene. «Entre todos los voluntarios de Protección Civil, de avituallamiento, en cruces y demás, igual estamos hablando de unas 400 o 450 personas, porque aunque los participantes disminuyan las necesidades del recorrido de 101 KM son las mismas», añadió Pacios.

Un trabajo que no solo se produce el propio día de la carrera sino que durante las jornadas previas han estado colocando las señalización en todo el recorrido,«tranquilamente habremos colocado más de 500 señales», o elaborando bocadillos para los participantes.

Salida de la prueba.
Salida de la prueba. Elbierzonoticias

Bicicleta de montaña, la categoría reina

Los 101 KM Peregrinos tienen cinco modalidades, de las cuales la categoría reina es la de bicicleta de montaña, una de las más duras. Además, con el paso de los años se han eliminado modalidades, como la de Duatlón, y se han incorporado nuevas, como la de bicicleta eléctrica (E-Bike). Esta última va ganando adeptos porque «está muy de moda, se adapta un poco a todos los públicos, no hay que ser un deportista de alto nivel para hacer esos 101 kilómetros teniendo una bicicleta eléctrica que en momentos puntuales te puede ofrecer ayuda para subir un repecho de esos de los duros que tenemos a lo largo del recorrido», apuntó David Pacios.

En ese sentido, el tramo más duro, explicó, es el que coincide «con la peor hora del día», entre las 11 de la mañana a las 5 de la tarde, que es cuando pasa el mayor número de participantes. Así, desde Puente de Domingo Flórez, que es el municipio más bajo de la provincia de León con 395 metros, «y subimos hasta Ferradillo, que lo más alto está a unos 1.400 metros, al final son casi 25 o 30 kilómetros prácticamente de subida ininterrumpida que se les hace duro».

Unas condiciones que podrían empeorar si se cumplen las previsiones de lluvia para la jornada. «Es una pena porque llevamos 15 días con muy buena temperatura y que los caminos están muy bien pero parece ser que la previsión para el sábado ha mejorado un poco, puede que llueva o puede que no, si llueve no van a ser muy intensas porque desluce un poco tanto a los participantes como al público en general que se desplaza por todos los municipios para verlos», aseguró el organizador, que destacó que este año se desplaza al Bierzo gente de seis nacionalidades -Qatar, Reino Unido, Italia, Suiza, Portugal y España, con representación de casi todas las provincias-.

Así, una prueba que ya es dura de por sí, la lluvia podría complicar todo un poco más, sobre todo la peligrosidad para las bicicletas de montaña y la dificultad añadida para corredores, «que hacer 101 kilómetros con lluvia lo van a notar y padecer y se acordarán mucho de la organización y del tiempo».

Por tanto, con la mirada puesta en el cielo, la organización confía en que sea una prueba inolvidable para todos.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios