Se disuelve la primera cooperativa micológica berciana por los «nulos apoyos recibidos»

Se disuelve la primera cooperativa micológica berciana por los «nulos apoyos recibidos»

MicoBierzo Gourmet se creó en septiembre de 2017 con una docena de socios y un capital social de 2.400 euros pero se ha visto obligado a disolverse por unas «irrealizables exigencias»

ELBIERZONOTICIASPonferrada

MicoBierzo Gourmet, la primera cooperativa de trabajo micológica creada en la comarca del Bierzo, ha decidido poner fin a su andadura después de diez meses de funcionamiento debido «a la incierta perspectiva y al debilitamiento causado en el proyecto por los nulos apoyos recibidos».

Creada en septiembre de 2017 con un capital social de 2.400 euros y por doce socios trabajadores, todos sin empleo, que pretendían dar un «paso comprometido» para realizar la oportunidad que brindaba el inminente cambio regulatorio de la recolección y comercialización de seta silvestre. Un decreto que entró en vigor el pasado 1 de enero, momento desde el cual se puede multar a aquellas personas que lleven más de 3 kilos de setas, que no tengan permiso o que no procedan de un coto.

Pero desde MicoBierzo Gourmet denuncian que a día de hoy «no existen los permisos, no hay cotos y el prometido Parque Micológico que quiere organizar el Consejo Comarcal no existe, carece totalmente de información pública o de un plan de implantación y puesta en marcha que sirva de referencia».

Lo que sí existen, aseguran, son documentos «que en privado» se han entregado a las pedanías -como el acta, el convenio y la ordenanza-. Entre ellos figura una cesión de aprovechamiento por cinco años a la institución comarcal, el reparto de beneficios y la noticia del mes de febrero en la que se decía que el Consejo ha pedido a la Junta de Castilla y León 30.000 euros para organizar el aprovechamiento, «cuando el objetivo inicial era organizar el Parque Micológico».

De hecho, para la ya disuelta cooperativa la novedad más importante que incluía el decreto que vio la luz en enero era respecto al aprovechamiento del recurso silvestre. En él se recoge que «el titular del acotado puede ejecutar por sí mismo el aprovechamiento de las setas silvestres, enajenar o ceder total o parcialmente su derecho de aprovechamiento, o bien emitir permisos de recolección». Pero creen que cederlos al Consejo por cinco años, «sin ninguna garantía de cómo, cuándo o dónde, les hace no poder mantener «sine die la estructura de MicoBierzo que genera gastos aún sin haber iniciado la actividad».

Con todo ello, MicoBierzo Gourmet señaló que durante los primeros meses se dedicaron a conseguir financiación, a inscribirse en el programa Bierzo Hub, a viajar, a mantener reuniones, a estudiar tanto el proyecto como las vías de financiación habituales, todo ello «sin éxito». «Las exigencias a una iniciativa social que busca el bien común, el empleo, la sostenibilidad y la riqueza para nuestros pueblos son irrealizables a no ser que dispongas de un capital que difícilmente pueden aportar desempleados», añaden.

Por todo ello, no les ha quedado más remedio que disolver la cooperativa, deseando que «el esfuerzo que hemos hecho, lo que hemos aprendido, pueda servir en otro momento a las personas que, de nuevo asumiendo riesgos, se decidan a apostar por el Bierzo», concluyen en un comunicado.

Contenido Patrocinado

Fotos