Humildad Rodríguez, durante la entrevista. / NOelia Brandón

Entrevista con Humildad Rodríguez, coordinadora de la Mesa por León

«Desearía que la Mesa fuera un acicate para que las administraciones se rasquen el bolsillo»

Pasados unos días de la cumbre en la que tomó posesión, Humildad Rodríguez pone sobre la mesa la realidad de la Mesa por León, su organización, objetivos y tiempos, dejando a un lado la crítica que no sea constructiva

Nacho Barrio
NACHO BARRIO León

La voluntad de Humildad Rodríguez es clara desde la primera conversación: hacer partícipes de la Mesa por León a todos los habitantes de la provincia. No es tarea fácil, pero tiene claro que cuantos más remen en esa dirección, mejor. No le preocupa que algunos apunten a que la Mesa es un freno al movimiento leonesista. Ella tiene claro que este es el momento de actuar. ¿Tenía que haber llegado antes la iniciativa? Quizá, pero ahora toca buscar un futuro diferente para León.

De forma pausada, Humildad Rodríguez desgrana en esta entrevista su papel como coordinadora de la Mesa por León. El reto (algunos lo llamarían 'marrón') no es menor, que diría otro. Toca coger el toro por los cuernos.

- Nos encontramos después de la tercera cumbre de la Mesa por León en Villablino, la primera en la que usted ejerció de coordinadora. ¿Qué le llevó a aceptar este reto?

- Me llamaron y me dijeron que ésto estaba en marcha, me comentaron el perfil que estaban buscando, que yo les parecía que encajaba y me animaron a colaborar. A partir de ese momento fui muy consciente de la dificultad del tema que tenemos entre manos, tanto por la situación general que vivimos a nivel mundial como por la realidad de la provincia. Sentí que si era coherente con mi forma de ser, éste era el momento de contribuir y ayudar. Soy de León, nací en la provincia, mis antecesores eran del mundo rural y sé el esfuerzo que hay en tanta gente de la provincia, sabiendo las dificultades por las que pasan. Yo tengo una situación buena, pero siento que en lo que pueda debo colaborar para que la situación mejore.

- ¿Qué perfil buscaban?

- Un perfil no afiliado con experiencia en mundos que podrían ser necesarios aquí. Estoy en la universidad, conozco la gestión en la vida municipal, he estado en relación con empresas, donde he organizado diversos foros. Tenía conocimiento de diversos mundos que podía poner en sintonía.

«Soy de León, nací en la provincia, mis antecesores eran del mundo rural y sé el esfuerzo que hay en tanta gente de la provincia, sabiendo las dificultades por las que pasan»

- Algo en lo que coincidieron todas las partes es en lo acertado de su análisis de la provincia.

- Durante todo el verano intenté evaluar y actualizar cuál era la situación de las cuestiones que llevaban a la provincia al momento actual desde 2005 en distintos ámbitos. Elaboré un borrador inicial en el que había que ir marcando objetivos, centrarlos, y con ellos elaborar propuestas firmes que tuviesen en cuenta el entorno en el que se van a mover los fondos económicos. Ahí entramos con los europeos, sobre los que España ha hablado. Los objetivos los establecí en siete prioridades y algunos conceptos transversales a todos los campos.

Varios momentos de la entrevista. / NBH

- Uno de ellos es parte del motivo que dio lugar a la Mesa, el cierre de la minería. En ese apartado entra todo lo relativo a la Transición Justa, ahí vamos a colaborar con todos los entes relacionados. Un segundo tema es toda la parte de agricultura, donde tenemos delante la nueva PAC que entra en vigor en 2021. Ver qué estamos haciendo con el agua, su valor, los regadíos, dónde va el agua de León... En eso considero que es importante que la gente del campo entienda los requisitos de la nueva PAC, que incluye tener en cuenta resultados.

No podemos olvidar la cuestión de la movilidad, transportes e infraestructuras pendientes, ahí hago subapartados como los centros logísticos, las infraestructuras ferroviarias, qué se ha licitado, qué está pendiente y qué está parado. Me parece clave porque en este momento hay que mirar los proyectos pendientes, pero también los que deben ser contemplados en los Presupuestos Generales del Estado.

- Los nombres, de tan repetidos, nos los sabemos todos ya...

- Está la León-Valladolid, la de Bragança, donde el presidente portugués ha hecho avances, la Ponferrada-Ourense... La logística es un proyecto de potencial enorme por todo lo que se mueve alrededor. No me olvido de la biotecnología, donde proponía la ampliación del Parque Tecnológico y la potenciación de la biotecnología roja, que nos está dando muchos empleos y de calidad. Estamos intentando que nuestra gente formada no se tenga que ir. Desde luego es fundamental también que la gente del mundo rural tenga un territorio donde poder vivir con los servicios y medios que merecen. Si no hay eso no puede frenarse el declive demográfico.

«Estamos intentando que nuestra gente formada no se tenga que ir»

- Si hubiera que hacer una comparación, parece que en la Mesa por León hay muy buenos platos en el menú, la comida es satisfactoria, pero a la hora de pagar la cuenta todos miran a otro lado. Cuando hay que hablar de inversión no parece que haya acuerdo...

- Es imprescindible que haya inversión, yo puedo soñar mi casa ideal pero si no tengo dinero difícilmente podré entrar en ella. Una casa es el edificio, los muebles, la fontanería... Nosotros decimos 'ésto es lo que hay que hacer, ¿usted qué pone?'. Porque lo que sí es cierto es que de alguna manera cada uno será responsable de lo que no ponga.

- ¿Percibe que llegará un momento en el que se animen a poner?

- Yo estoy en el momento de preparar el foro de alcaldes. A partir de ahí iremos diciendo 'pedimos esto, esto y esto', aunque es algo que se está haciendo ya.

- ¿Ve a la Mesa por León como un acicate para que las administraciones se rasquen el bolsillo?

- Desearía que sí lo fuera, el papel de la Agencia es precisamente el trasladar y, entre comillas, exigir actuaciones para sacar a la provincia de León de esta situación.

«El papel de la Agencia es precisamente el trasladar y, entre comillas, exigir actuaciones para sacar a la provincia de León de esta situación»

- Habla de la Agencia, también hay un comité de expertos, la propia mesa... ¿Cómo se articula todo?

Hay una metodología de trabajo. La Mesa por León es la que está formada por las administraciones, los sindicatos y las patronales que han decidido dar un paso adelante. Después se ha creado la Agencia, que es la que va a tramitar, gestionar, coordinar y ejecutar, asistida por una oficina técnica formada por personal de la Diputación. Después está el Comité de Expertos propuesto por patronal y sindicatos, yo tendré mis asesores si es necesario, hay gente que se acerca a ayudar. Con todo ello se trabajará en mesas sectoriales, donde se preparará informes en los que se trabajará para ir depurándolos. Por supuesto este proceso está abierto a sugerencias de los que quieran participar.

- Algunos entendieron la creación de la Mesa por León como un freno a las aspiraciones del movimiento que aboga por una autonomía para la Región Leonesa.

- Yo no estoy para interpretar lo que otros piensen, sino para actuar con el objetivo de que la provincia mejore. Cada uno después puede tener los sentimientos que considere oportuno. El lema es 'Somos León', lo que quiere decir que entramos todos, el que quiera entrar está dentro. Pero no tengo nada que interpretar, mi objetivo es otro.

- El presidente de la Diputación hablaba de que se trabaja con la vista puesta a diez años. ¿La Mesa por León se fija metas más cercanas?

- Yo no puedo poner fechas en este momento, habrá algunas que se podrán hacer más pronto que otras, se trabaja a distintas velocidades. En Torneros podemos hablar de diez años, pero si hablamos de la llegada de la fibra a toda la provincia estamos en un proceso más rápido y una vez hecho se puede trabajar con ese avance. No me atrevo a poner plazos, hay que ser prudentes. El ánimo es el de hacer las cosas lo antes y lo mejor posible, pero en medio pasan cosas como una pandemia, paralizaciones en las administraciones... Eso exige un reajuste continuo.

«Yo no estoy para interpretar lo que otros piensen, sino para actuar con el objetivo de que la provincia mejore»

- ¿Ha sentido alguna presión en este tiempo al frente de la Mesa por León?

- No. No me siento presionada y además creo que debo trabajar en conciencia, como yo crea. Solo creo que debo recibir la presión por mejorar la provincia, pero es una presión intrínseca en mí.

- ¿La Mesa por León llega a tiempo o nos teníamos que haber puesto antes?

- ¿Cuántos años llevamos en esta situación? Los milagros no existen. ¿Se tendría que haber puesto uno antes? Es probable, pero lo que hay es lo que hay, y tenemos que hacer lo más y lo mejor que podamos. Lamentarse no vale, hay que actuar.

- ¿Qué espera del foro municipal?

- Enviaremos a los alcaldes una carta para que señalen los temas prioritarios para tratar. Con ellos se abrirá el debate para recoger propuestas y sugerencias. Ahora toca lo más básico, los temas que les preocupan a todos. Me parece importante que sepan qué tipo de fondos esperamos, es importante porque hay que solicitar proyectos y toca ver cuáles son los mejores para cada municipio.

«Los milagros no existen. ¿Se tendría que haber puesto uno antes? Es probable, pero lo que hay es lo que hay, y tenemos que hacer lo más y lo mejor que podamos. Lamentarse no vale, hay que actuar»

- ¿Cómo lograr que los empresarios que un día se marcharon vuelvan?

- Tú tienes que tener buenas condiciones para querer ir a un sitio, cuando la gente se va de León se va a lugares con mejores opciones laborales, sanitarias y de educación. Los focos de atracción los cumplen. Una empresa, para que llegue a un territorio, tiene que tener un suelo disponible, unas comunicaciones, quizá unas reducciones o exenciones fiscales... Entonces ahí le resultará interesante venir. Entiendo que una empresa tiene que tener un mínimo necesario para que se plantee venir porque le interesa.

- No parece sencillo cambiarlo.

- No, de hecho es muy complicado. Cambiar las dinámicas lleva tiempo. Siempre digo, cuando la gente pide soluciones, que esto no es una tormenta de verano, esto es un cambio con una permeabilidad a un medio-largo plazo para que sea valioso. Cuando hablan de las tierras de Escocia y del famoso ejemplo hablan de algo que empezó en los años 70, son cuarenta años. En León esta situación no ha pasado de repente y no se puede solucionar de la noche a la mañana, porque serían soluciones milagrosas o poco sostenibles en el tiempo.

- ¿Ya hay fecha para la próxima cita de la Mesa?

- No, aún estamos pendientes de diversas circunstancias sanitarias.