Declara la niña de 14 años que denunció agresión sexual en Villablino y el juez cita a su presunto agresor el martes 15

Ayuntamiento de Villablino. /
Ayuntamiento de Villablino.

La Fiscalía inicia el expediente por un presunto delito de abusos sexuales con penetración y descarta la agresión sexual | La joven, acompañada de su madre, fue analizada por un psicólogo, educador y trabajador social

A. CUBILLAS León

La niña de 14 años de Villablino que denunció que presuntamente fue víctima de una agresión sexual en la madrugada de Nochevieja ha prestado declaración este martes en el Juzgado de Menores de León.

La joven, que ha estado acompañada por su madre ante la ausencia de su letrado, ha sido examinada por el equipo técnico del juzgado-psicólogo, educador y trabajador social- que serán los encargados de elaborar un informe que será determinante para esclarecer los hechos.

Según han confirmado a leonoticias desde la Fiscalía de Menores, será el próximo martes día 15 cuando preste declaración el presunto agresor que fue detenido después de que la joven denunciase los hechos en la comandancia de la Guardia Civil de Villablino.

El menor, de 16 años y también vecino de Villablino, era puesto en libertad después de que el fiscal no estableciese medidas cautelares alguna, al entender que no cabía riesgo de reincidencia.

A última hora, el Fiscal de Menores incoaba el expediente por un presunto delito de abusos sexuales con penetración descartando la agresión sexual. Por el momento y al tratarse de menores, no han trascendido más detalles sobre sus declaraciones que, en todo caso, chocan frontalmente.

Abuso vs agresión sexual

El delito de abuso sexual se trata de acceder al cuerpo de otra persona sin consentimiento y sin violencia física. Es lo que ocurre sobre los menores de edad, que no pueden prestar por ello ese consentimiento; con las personas con algún tipo de incapacidad y con aquellas que están bebidas o drogadas y que por tanto, no están en condiciones de autorizar esa actividad sexual. Las penas máximas oscilan entre uno y tres años de cárcel, salvo en el caso de que se realice sobre menores de 16 años, en cuyo caso serán de 2 a 6 años.

Cuando el abuso sexual consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de objetos por alguna de las dos primeras vías, el responsable será castigado con pena de prisión de 4 a 10 años.

En cuanto a la agresión sexual, se trata de acceder al cuerpo de la otra persona para una actividad explicitamente sexual, sin consentimiento y mediante la violencia. Su forma más grave es la penetración, pero no la única. Las penas máximas oscilan entre 6 y 12 años de cárcel, salvo en el caso de que se realice sobre menores de 16 años, en cuyo caso serán como máximo de 12 a 15 años.

El joven fue detenido por la Guardia Civil después de que la presunta víctima, en compañía de sus progenitores, interpusiese la pertinente denuncia en el cuartelillo por una presunta agresión que tuvo lugar en Nochevieja.

 

Fotos