Cuatro 'Magníficos' para 40 años de Universidad de León

La Universidad de León reúne a los cuatro últimos rectores de la institución para conmemorar las cuatro décadas de una casa que «ha cambiado el perfil de León y ha contribuido a la riqueza cultural y social de nuestros jóvenes»

El mantenedor junto a los cinco últimos rectores de la Universidad de León. / Noelia Brandón
RUBÉN FARIÑASLeón

Con un primer recuerdo a los fallecidos José Luis Sotillo y Andrés Suárez y al ausente Cordero del Campillo, la Universidad de León ha logrado reunir con motivo de su 40 aniversario a los rectores que han guiado a la institución a celebrar sus cuatro décadas.

En la sala donde tantos actos han celebrado, el Aula Magna de San Isidoro, los cuatro 'Magníficos' han recordado anécdotas, historias y los orígenes de una universidad que es alma social y cultural para León.

Manteniendo las palabras de Rodríguez Zapatero, Juan Manuel Nieto Nafría -rector entre 1986 y 1990- ha confesado los orígenes de la universidad, cuando elaboraban el estatuto «como si nos creyéramos que íbamos a inventar la marimorena, que era lo más importante». Este catedrático en Zoología reconoce que el inicio fue complicado, aunque razonablemente fructíferos.

El relevo lo tomó Julio César Santoyo Mediavilla, quien ha ocupado hasta el momento más años el birrete de rector. El catedrático de Traducción e Interpretación analiza la época, entre 1990 y 2000, como «grandes años, de crecimiento de la Universidad de León; fueron años de vino y rosas y tengo un recuerdo magnífico». Además, recuerda su mandato por la duración, ese es para él la clave.

Los rectores han hecho el balance de una trayectoria que ha vivido todo tipo de situaciones. «Viví la Universidad de León desde alumno; la he visto nacer, crecer, con problemas, mejor de salud, ha habido circunstancias no deseables; pero la realidad es que hoy la ciudad debe aprovecharse, así como los que viven hoy todos los días la universidad», ha afirmado Ángel Merino Penas, catedrático en Botánica y rector entre 2000 y 2008.

La realidad más cercana la refleja José Ángel Hermida Alonso, que conoció la institución de la mano de su mujer. El catedrático en Matemáticas Aplicadas y rector del 2008 al 2016, ve hoy una universidad que es «una bendita noticia. Ha cambiado el perfil de la ciudad y ha contribuido a generar riqueza cultural y social para nuestros jóvenes».

Javier Vidal, profesor titular en Educación, ha ejercido de moderador en una nuevo coloquio del ciclo 'Cuarenta años de Constitución Española. Cuarenta años de Universidad de León'.

El actual rector, Juan Francisco García Marín, fue el encargado de abrir la charla entre estos cuatro catedráticos que ofrecieron años de su vida para llegar hasta hoy, hasta una universidad con más de 12.000 estudiantes y cerca de un millar de profesores de los que León y sus jóvenes pueden disfrutar cada día.