CSIF solicita a Sanidad la declaración del Bierzo como zona especial de difícil cobertura

Hospital del Bierzo./
Hospital del Bierzo.

Reclaman mejoras salariales y laborales para los profesionales que eviten 'fugas' a otros territorios

ELBIERZONOTICIASPonferrada

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) solicita a la Junta que declare a la comarca leonesa del Bierzo como zona especial de difícil cobertura ante la visita de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, mañana a la zona. El sindicato señaló que el déficit de profesionales, especialmente de médicos, en el ámbito de la Atención Primaria se ha hecho patente una vez más en estos dos últimos meses, en los que han llegado a renunciar a su plaza varios profesionales de esta categoría, que han preferido irse a Galicia, a Castilla-La Mancha, León, Asturias e incluso a otros países, antes que quedarse allí.

CSIF afirma que «no podían soportar más las malas condiciones laborales que se ofrecen, particularmente en la comarca berciana, donde los contratos son inestables, se realizan más guardias que en ninguna otra Comunidad por médico y en peores condiciones». Todo esto, añaden en un comunicado, hace que incluso médicos alumnos en formación hayan sido utilizados de manera irregular, para hacer guardias y así poder cubrir la falta de especialistas de Familia.

Este hecho, advierten, contraviene la normativa legal vigente ya que desde el año 1995 una directiva obliga a que los médicos de la sanidad pública tengan una especialidad para poder ejercer sus funciones. Ahora mismo, apuntan, el Bierzo cuenta con unos 30 médicos de Familia menos, entre renuncias y bajas laborales, «sin contar la escasez de plantilla que impera en el Hospital del Bierzo, en prácticamente en todas las categorías».

«Este tipo de soluciones disminuye la calidad de la Atención Primaria a los usuarios de nuestra comarca, y supone una práctica que evidencia, en algunos casos, una gestión deficiente de los recursos humanos de que dispone Sacyl en el Bierzo. Es necesario mejorar las condiciones laborales y salariales de nuestros profesionales, con el fin de hacer más apetecible nuestra comarca y evitar así la fuga de profesionales», reclaman.

A la excesiva jornada de trabajo en su consulta diaria, exponen, se carga a los médicos de guardias, se les exigen más pacientes y menos tiempo para atención y sus consultas no se cubren adecuadamente (ausencias por bajas laborales, vacaciones, permisos). Además, hay que añadir que, a partir del 15 de septiembre se comienza a servir una línea fría de alimentación a todo el equipo sanitario, gestionado por una empresa británica, con la que, por ejemplo, el pan que se sirva puede llevar hecho más de tres días, «viniendo la comida no se sabe muy bien de dónde», señala el sindicato.

CSIF ve necesario un adecuado análisis de lo ocurrido y planificar con la suficiente antelación los recursos humanos disponibles, evitando en lo posible la sobrecarga de los sanitarios y que sea necesario volver a recurrir, incluso, a personal en formación para cubrir la carencia de profesionales. «CSIF quiere que el Bierzo deje de ser una puerta de salida para profesionales, que se van a otras comunidades o países porque les brindan mayor estabilidad», dicen.

El sindicato propone que se declare zona especial de difícil cobertura, tanto al ámbito de la atención hospitalaria del Bierzo como al de Atención Primaria y propone varias medidas «que, si la consejera está dispuesta a sentarse con nosotros, se las expondremos», como la creación de unidades especializadas específicas, para evitar la fuga de profesionales, unidades de investigación, baremación superior a los profesionales que del Área de Salud del Bierzo, contar como mérito para las bolsas de contratación, procesos selectivos y carrera profesional o contratos más estables.

Aseguran que la situación se verá empeorada en los próximos años ante la jubilación de un elevado número de profesionales en la comarca, especialmente médicos y enfermeros y exigen la «tan reclamada unidad de radioterapia para el Hospital del Bierzo, que se lleva pidiendo años, debido al alto número de pacientes que se tienen que desplazar a León y Valladolid, con los consiguientes trastornos que les origina en la situación de salud en la que se encuentran».