Plantación de olivos en el Bierzo. / César Sánchez

Corullón vuelve a apostar por el olivo

Tras el éxito entre los vecinos de la primera convocatoria, el Ayuntamiento berciano ya planea una segunda para el próximo año

Esther Jiménez
ESTHER JIMÉNEZ Ponferrada

El Ayuntamiento de Corullón sigue apostando por la regeneración del medio rural. Y es que tras poner en marcha proyectos para potenciar entre los vecinos del municipio la plantación de castaños y cerezos -es todo un reclamo turístico en primavera durante la floración-, este año el Consistorio lanzó una nueva convocatoria para, en esta ocasión, hacer lo propio con los olivos.

El proyecto se denomina '1000 olivos' y aunque en principio se habían adquirido un total de 500 ejemplares, el Ayuntamiento berciano tuvo que comprar 500 más debido al gran éxito de la propuesta. «Se repartió todo, se agotaron los mil, la gente los plantó todos, así que buenísima acogida, tanta que tuvimos que traer otros 500 y se los llevaron todos», explicó el alcalde de Corullón, Luis Alberto Arias.

Olivos que, según indicó el regidor, se plantaron por todo el municipio, aunque mayormente en Corullón, Orta, Dragonte y alguno en la zona de Viariz y Hornija.

Con ello, el objetivo es que los vecinos de las distintas localidades puedan tener aceite para consumo propio pasados unos 7 u 8 años, como ya se hizo hace muchos años. «Había olivos y la gente hacía aceite en sus casas», recordó en su momento Luis Alberto Arias.

De este modo, y gracias a ese éxito de la primera convocatoria, el ayuntamiento berciano ya prepara una segunda de cara al 2022.