Los Cortines suponen un excepcional ejemplo de patrimonio de arquitectura tradicional de piedra seca.

Las Cortes debatirán a propuesta de UPL la declaración como BIC de los Cortines del Rial, en Torre del Bierzo

Los Cortines suponen un excepcional ejemplo de patrimonio de arquitectura tradicional de piedra seca, siendo un conjunto etnológico formado por 16 cortines o colmenares que permitían defender la producción de miel frente a los osos

LeonoticiaS
LEONOTICIAS León

La posible declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) de los Cortines del Rial, en Fonfría, en el municipio de Torre del Bierzo, se debatirá en las Cortes autonómicas, al haber registrado Unión del Pueblo Leonés (UPL) una Proposición No de Ley para que se acometa dicha declaración y se reconozca a los Cortines como BIC en la categoría de conjunto etnológico.

Para ello, los leonesistas recuerdan en su iniciativa, «que el 29 de septiembre de 2021 desde el servicio territorial de Cultura y Turismo se comunicaba la inclusión de los Cortines del Rial en la Carta Arqueológica de la provincia de León con categoría de yacimiento arqueológico».

Asimismo, paralelamente, el 11 de diciembre de 2021, «el pleno del ayuntamiento de Torre del Bierzo (en el que UPL se integra en el equipo de gobierno), aprobaba una moción para instar a la Junta a iniciar la tramitación para la declaración de dichos Cortines como Bien de Interés Cultural (BIC), dado su gran valor como conjunto etnológico y ejemplo único de arquitectura tradicional».

Ejemplo excepcional

En cuanto al bien en cuestión, «los Cortines del Rial del lugar de Fonfría, en el municipio de Torre del Bierzo, constituyen un excepcional ejemplo de patrimonio de arquitectura tradicional de piedra seca, conformado por 16 cortines o colmenares cuya construcción permitía defender la producción de miel frente a los osos».

Respecto a su ubicación, «se llega tomando un camino que sale de Fonfría hacia el sur, discurriendo este camino por un largo espigón entallado por la Reguera del Valle, al oeste, y el Arroyo del Sardonal, al este, situándose los cortines o colmenares a aproximadamente kilómetro y medio de Fonfría».

En lo que concierne a los orígenes de los cortines, se sitúa presumiblemente en el siglo XVIII, habiendo estado en uso los mismos hasta la década de 1960, cuando quedaron en desuso ante una despoblación casi total de Fonfría, localidad que sufrió intensamente el fenómeno de la emigración laboral de sus habitantes hacia el sector industrial.

Estructura

En cuanto a la estructura de los cortines de Fonfría, está configurada por recintos de planta circular oblonga u ovalar y los hay también en forma de herradura y cuadrados. Algunos de ellos tienen sus puertas de acceso, de madera, e, incluso los «truébanos» o colmenas, obtenidos de troncos huecos.

Y tal y como señala UPL en su iniciativa, los Cortines del Rial suponen un ejemplo excepcional porque, de hecho, así lo reconocía la Junta en el informe elaborado por su Servicio Territorial de Cultura y Turismo aprobado el 29 de septiembre de 2021, en que señalaba que se trata de «un conjunto de colmenares, cuya agrupación se sale de las 'normas' al uso de este tipo de instalaciones, a saber, construcciones aisladas o, a lo sumo, próximas de algunas decenas de metros, cuyo número rara vez supera los 2 o 3. De ahí la singularidad de este conjunto, ciertamente extraño, por cuanto su proximidad podría dar lugar a la 'competencia' entre las abejas, de ahí que sea rara su agrupación o proximidad entre ellos.»

Precisamente esta singularidad, que hace únicos los Cortines del Rial de Fonfría, aconseja a juicio de UPL su protección mediante la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), de acuerdo a lo establecido por la Ley 12/2002, de 11 de julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León, en su artículo 8, tanto en su apartado 1, como en su apartado 3, apuntándose en este último que «Los bienes inmuebles serán declarados de interés cultural atendiendo a las siguientes categorías: Monumento, jardín histórico, conjunto histórico, sitio histórico, zona arqueológica, conjunto etnológico y vía histórica.» En este aspecto, el artículo 8.3.f) de dicha Ley recoge la descripción de los conjuntos etnológicos susceptibles de declararse BIC como el «Paraje o territorio transformado por la acción humana, así como los conjuntos de inmuebles, agrupados o dispersos, e instalaciones vinculados a formas de vida tradicional».

Protección

En todo caso, según indican los leonesistas, el artículo 9.1 de la mencionada Ley autonómica 12/2002, apunta que la declaración como BIC requiere «la previa incoación y tramitación del expediente administrativo por la Consejería competente en materia de cultura», por lo que la Junta debería dar un paso al frente para la protección y reconocimiento del gran valor de los Cortines del Rial mediante el impulso de los trámites para su declaración como BIC.

Una protección que, para Unión del Pueblo Leonés, debe darse teniendo en cuenta que, además, algunos de los cortines han sufrido derrumbes parciales, acusando el deterioro derivado de la falta de mantenimiento y uso en las últimas décadas. No obstante, cabe destacar que a pesar de su estado de abandono, presentan por lo general un estado bastante aceptable de conservación que facilitarían su conservación y puesta en valor por parte de las instituciones.

De este modo, tras haber registrado dicha iniciativa UPL, las Cortes debatirán en una próxima Comisión de Cultura, Turismo y Deporte esta propuesta para la declaración de este yacimiento del municipio de Torre del Bierzo, como Bien de Interés Cultural en la categoría de conjunto etnológico, así como la necesidad de que el gobierno autonómico actúe para su conservación y puesta en valor.