Imagen de la guía de árboles del Camino.

Correos presenta en el Bierzo la 'Guía de árboles del Camino Francés'

Los peregrinos pueden conseguir gratuitamente esta guía ilustrada en la oficina principal de Correos de León y en la de Ponferrada

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

Correos presentó en Ponferrada su nueva «Guía de árboles del Camino Francés», con la que busca difundir el patrimonio natural de la Ruta Jacobea. Esta edición ofrece a los peregrinos información sobre las especies más detacadas del Camino, las zonas en las que podrá encontrarlas y los usos y costumbres relacionadas con ellas.

En este verano, marcado por la celebración del Xacobeo, los peregrinos podrán hacerse gratuitamente con estas guías en la Oficina Principal de Correos de León y en la Oficina Principal de Correos de Ponferrada.

La comarca del Bierzo es un punto clave en el Camino Francés y como tal, está presente en esta guía a través de tres árboles emblemáticos: el serbal de cazadores, el rebollo y el ciprés.

Para su elaboración, Correos contó con la colaboración de la asociación ambientalista Amigos da Terra, que se encargó de recabar toda la información científica, y de la artista María Meijide, que dio vida a esta guía a través de sus acuarelas.

El serbal de cazadores, el rebollo y el ciprés

La 'Guía de árboles del Camino Francés' cuenta con un total de 16 especies repartidas a lo largo de la Ruta, desde Somport (Aragón) y Roncesvalles (Navarra) hasta Santiago de Compostela.

En este recorrido, los peregrinos descubrirán el rico patrimonio natural de la Ruta con tres ejemplares de la comarca del Bierzo. El primero de ellos es el serbal de cazadores - Sorbus aucuparia - , que se encuentra descendiendo desde la Cruz de Ferro, en la etapa Foncebadón – Ponferrada. En la misma etapa, en los Montes de León, está el rebollo - Quercus pirenaica.

En la etapa siguiente, que transcurre de Ponferrada a Villafranca del Bierzo, los peregrinos se encuentran con un ejemplar único de ciprés - Cupressus sempervirens – en la huerta del Convento de la Anunciada. Con más de 400 años y 33 metros de altura, este ciprés presume de ser el más alto y antiguo de España.

Los peregrinos pueden localizar cada una de las especies en el mapa del Camino Francés, además de sus características físicas y botánicas, sus usos tradicionales o leyendas asociadas.