Controlado el incendio que afecta a Peranzanes tras quemar más de 250 hectáreas

Imagen del incendio a última hora de la tarde de este martes./Brif Tabuyo
Imagen del incendio a última hora de la tarde de este martes. / Brif Tabuyo

El alcalde sospecha del origen intencionado del fuego

ICALEl Bierzo

El incendio declarado en la noche de este lunes en el entorno del barrio del Prado y el área tematizada del castro de Chano, en el municipio de Peranzanes en El Bierzo, fue controlado a última hora de la tarde de este martes, según apuntó el alcalde, Vicente Díaz, tras quemar «entre 250 y 300 hectáreas»

«Gracias al despliegue de cinco helicópteros, cinco brigadas terrestres, dos autobombas y varios pick-up el incendio está ya controlado y prácticamente apagado», aseguró Díaz, que explicó que el terreno calcinado era principalmente de piorno, urz y matas de roble.

El alcalde consideró que tanto la hora como el lugar en los que se inició el fuego apuntan a un origen «totalmente intencionado», ya que las primeras llamas surgieron en el entorno de la carretera que une el núcleo del municipio con el barrio de Prado, sobre el punto de las 21.30 horas. «El que lo hizo sabía a que hora tenía que hacerlo», lamentó Díaz, que recordó que este punto es un sitio estratégico». El trabajo de las brigadas terrestres durante toda la noche evitó que el fuego finalmente se acercase a las viviendas o al área patrimonial del castro de Chano, gracias al «enorme despliegue» desplazado hasta el lugar.

Salvar el bosque, la prioridad

Según apuntaron fuentes del dispositivo de extinción, el fenómeno de inversión térmica que se produce por las altas temperaturas del terreno en contraste con las frías temperaturas nocturnas y de la mañana está dificultando las labores de los medios áereos, aunque Díaz confió que el fuego pueda quedar controlado a lo largo de la mañana.

En ese sentido, el regidor señaló que «salvar el bosque» es ahora la prioridad de los servicios de extinción, que durante toda la noche estuvieron asistidos por los operarios y el personal del Ayuntamiento, que aportó su conocimiento del terreno. «Estuvimos allí para ayudar a las brigadas en todo lo que podíamos», explicó Díaz, que cargó contra los «terroristas medioambientales» que sospecha que habrían iniciado el fuego. «No se puede consentir bajo ningún concepto», sentenció.

 

Fotos