Imagen de un macroparque solar.

El Consejo Consultivo considera nulo el contrato para la construcción de una planta fotovoltaica en Otero de Toral

La actual junta vecinal rechaza la actuación de sus anteriores responsables

ICAL Ponferrada

El Consejo Consultivo de Castilla y León ha dictamina la nulidad del contrato entre una empresa y la Junta Vecinal de Otero de Toral (Toral de los Vados) para la construcción de una planta fotovoltaica en terrenos de la localidad berciana.

En la resolución notificada a las partes el órgano consultivo establece que «procede declarar la nulidad de pleno derecho del acuerdo de 18 de diciembre de 2020 por el que se adjudica el aprovechamiento de bienes comunales para la instalación de una planta de generación de energía solar de origen fotovoltaico».

«El dictamen del Consejo Consultivo viene a refrendar lo que los vecinos venimos denunciando desde el primer momento, la falta de rigor y transparencia en el procedimiento de licitación del contrato», afirma la actual presidenta de la junta vecinal. «Hemos recibido presiones de todo tipo, tanto desde la empresa, como desde la redes sociales e incluso desamparo por parte del Ayuntamiento de Toral de los Vados, que a la vista del desacuerdo mayoritario de los vecinos a la instalación del macroparque fotovoltaico, se inclina por defender la actuación deshonesta de la anterior junta vecinal».

Añade que acudieron al Consejo Consultivo «con el convencimiento de que las irregularidades detectadas tenían el calado suficiente para viciar de nulidad la adjudicación del contrato. No se puede actuar de espaldas a los vecinos, ni negar información pública, ni tampoco omitir trámites esenciales de publicidad de los contratos para beneficiar a una única empresa ni, por supuesto, adjudicar el contrato a una empresa que no cumple las condiciones de los pliegos de contratación».

La Junta Vecinal reprocha además al alcalde del Ayuntamiento de Toral de los Vados, Pedro Fernández, su actitud «desleal» con la pedanía de Otero de Toral. «Lleva media vida metido en política pero todavía no ha entendido que hay que aceptar deportivamente el resultado de las urnas aunque descabalguen de la presidencia de la pedanía a una de sus concejalas, porque esto es normalidad democrática, sin embargo, desde la moción de censura solo hemos recibido desplantes, descalificaciones y recriminaciones», señalan.