Sede del Consejo Comarcal del Bierzo. / Carmen Ramos

El Consejo Comarcal llevará a pleno el próximo viernes un presupuesto de 4,1 millones

Supone una reducción de algo más de 1% con respecto al presupuesto de 2021 debido a que la institución comarcal ya no cobrará la dirección de obra de las actuaciones de Medio Ambiente

Esther Jiménez
ESTHER JIMÉNEZ Ponferrada

El Consejo Comarcal del Bierzo celebró este viernes una asamblea de ediles, en la que el equipo de Gobierno dio cuenta del presupuesto para el ejercicio de 2022 y que pretende presentar a pleno el próximo viernes. En ese sentido, el presidente de la institución, Gerardo Álvarez Courel, explicó que el presupuesto global -con las cuatro entidades que componen el Consejo- es de 4.162.300 euros, lo que supone una reducción de un poco más que un 1% (48.346 euros menos) con respecto al de 2021.

Una reducción que se producirá debido a que el Consejo dejará de percibir la dirección de obra de las actuaciones de Medio Ambiente «que antes adjudicábamos, licitábamos y tramitábamos pero que ahora pasan de ser obras a servicios y no llevan dirección de obra», argumentó Álvarez Courel.

De este modo, el Consejo Comarcal consigna 3,9 millones de euros en ingresos y gastos -algo más de 30.000 euros menos-, el Patronato de Turismo 196.000 euros -17.980 euros menos- y se mantienen las cantidades para los Consorcios de la Reserva de la Bioesfera de los Ancares Leoneses -35.000 euros- y del Tren Turístico Ponfeblino -16.200 euros-.

Gerardo Álvarez Courel indicó que los incrementos se producen principalmente en Personal y Gasto Corriente de bienes y servicios, por los incrementos de equiparación salarial y de costes derivados de combustible y suministros.

«Son unas cuentas claras, equilibradas y en el momento en que vayan llegando aportaciones por parte de la Junta y de la Diputación se irán incorporando como créditos para luego ejecutar lo que hemos ejecutado el año pasado, que ronda los 6 millones de euros», añadió el presidente comarcal, que aseguró que lo que buscan es mantener la administración comarcal con «déficit cero».