El Consejo Comarcal del Bierzo pide la dimisión de la consejera de Cultura por «evitar el traslado de la Cruz de Peñalba de manera malintencionada»

Imagen del pleno del Consejo Comarcal./César Sánchez
Imagen del pleno del Consejo Comarcal. / César Sánchez

Iván Alonso acusa a García Cirac de «ocultar información» a las instituciones que han solicitado la cesión de la pieza

D.ÁLVAREZPonferrada

PSOE y Coalición por el Bierzo (CB) impusieron su mayoría en el pleno del Consejo Comarcal del Bierzo celebrado en la tarde de hoy en Ponferrada para exigir la dimisión o destitución de la consejera de Cultura, María Josefa García Cirac, por «evitar el traslado de la Cruz de Peñalba de manera malintencionada». La moción, presentada por Coalición por el Bierzo (CB), prosperó con 14 votos a favor y 11 en contra. El vicepresidente de la institución, el bercianista Iván Alonso, acusó a García Cirac de «ocultar información» y de «tardar deliberadamente» en proporcionar datos sobre la pieza a las tres instituciones que han solicitado su cesión a la comarca: Ayuntamiento de Ponferrada, Consejo Comarcal y Diputación provincial.

En ese sentido, Alonso anunció, al inicio de la sesión, la retirada de la moción original, en la que se exigía la dimisión de la consejera por no proporcionar los informes que el Consejo había solicitado al Ejecutivo autonómico para conocer los motivos por los que éste se opone a su tralado al Bierzo. El motivo: esos informes habrían llegado horas después de la convocatoria del pleno de hoy. Por ello, Alonso contó con los votos de la mayoría formada por PSOE y CB para introducir una nueva moción.

Al respecto, el vicepresidente comarcal desveló que esos informes están fechados hace dos años, lo que le lleva a pensar que «se ha tardado deliberadamente en pasar esta información». Según Alonso, este retraso tendría que ver con las intenciones del director del Museo de León, Luis Grau, de «no darnos las pautas para seguir el procedimiento que consiga su cesión».

Igualmente, el informe especifica la necesidad de que un técnico en restauración vigile constantemente el estado de conservación de la pieza y establece una serie de condiciones atmosféricas y de seguridad para el recinto que aspire a albergarla. En ese sentido, el vicepresidente aseguró que «conociendo los informes, ya sabemos cómo pedir la cesión de la pieza». «Vamos a seguir el guión que por fin se nos marca», avanzó.

Sin embargo, criticó la «ocultación de información» que, a su parecer, se ha llevado a cabo desde la Consejería de Cultura. «Llevan dos años mareándonos con esta cuestión y tomándonos el pelo», afirmó Alonso, que lamentó no haber contado con la colaboración de la consejera, «sino todo lo contrario». «El motivo de esta moción no es pedir la Cruz, algo que ya hemos pedido en reiteradas ocasiones, sino hablar de la actitud de la consejera», resumió Alonso, que dijo sentir una «decepción enorme» con el proceder de García Cirac. «Es la consejera de todos, no solo de los de una parte y no se ha portado como corresponde al cargo que ostenta», aseguró.

En la misma línea, criticó que el departamento que dirige García Cirac haya remitido al Ministerio de Cultura, como titular de la pieza, «sólo después de que cambiara el color del Gobierno» y recalcó que las mociones aprobadas en diversas instituciones no piden la devolución de la pieza, sino su cesión temporal. Al respecto, insistió en que «el 90 por ciento de las piezas del Museo del Bierzo son un depósito del Museo de León».

En el turno de intervenciones , el portavoz del PP, Julio Arias, auguró que la moción carecerá de recorrido y la calificó de «pataleta de niño pequeño». Arias recordó que tras el pleno de julio, el Consejo Comarcal solicitó informes tanto a la Consejería como al Ministerio para que aclararan la situación y recalcó que sólo el Gobierno autonómico ha dado respuesta a esa petición. «Si tenemos que pedir la dimisión de alguien, debería ser la del ministro de Cultura, José Guirao», afirmó irónicamente.

En el mismo sentido, la representante de Ciudadanos (Cs), Rosa Luna, insistió en que, según especifica el informe remitido por la Junta, el procedimiento para la cesión de la pieza depende del Ministerio de Cultura. «No se puede pedir la dimisión de alguien por algo que no puede hacer», resumió Luna, que aseguró sentirse más preocupada por el estado de conservación de la Cruz que por su traslado.

Por su parte, el portavoz de USE Bierzo, Samuel Folgueral, consideró que la moción constituye una «muestra inequívoca del fracaso de la gestión política» y lamentó que, en el seno del Consejo, «se están tomando decisiones con el estómago». «Da la sensación que el objetivo es pedir la dimisión de cualquier manera», aseguró Folgueral tras la retirada de la moción original y la introducción en el orden del día de la que finalmente obtuvo el respaldo de la mayoría del pleno.

Por último, el consejero no adscrito, Adolfo Canedo, criticó que se utilice al Consejo Comarcal «para hacer política en vez de usarlo para buscar soluciones a los problemas reales de los bercianos». Canedo recordó que «el Consejo no tiene ninguna dependencia en la que custodiar o exhibir la Cruz» y consideró que la vía para reclamar la cesión de la pieza sería reclamar la competencia comarcal sobre el Museo del Bierzo, cuyo titular es el Ayuntamiento de Ponferrada. ««En lugar de pedir la dimisión de la consejera, deberíamos ponernos a trabajar para conseguir que el Museo del Bierzo solicite el depósito temporal o permanente de la pieza», aseguró.

El origen de la polémica

A finales de junio, García Cirac aseguró que la Junta se opondrá al traslado de la pieza debido a la existencia de un informe que señalaba que «su estado y conservación peligran». Los bercianistas acusaron entonces a García Cirac de «tener secuestrada la Cruz» y exigieron su dimisión por «hurtar a los bercianos su derecho histórico a contemplar ese símbolo de su identidad en su propia tierra».

En la misma línea, solicitaron que «un comité de expertos objetivos» evaluase «de forma libre e independiente» el verdadero estado de conservación de la pieza y los riesgos efectivos de un eventual traslado.

Ya en el mes de julio, durante el pleno de la Diputación de León, el portavoz de CB en la institución, Pedro Muñoz, exigió la «destitución inmediata» de la consejera por «mentir públicamente» sobre la existencia de esos supuestos informes que desaconsejarían el traslado de la Cruz a Ponferrada, aunque los votos en contra del PP evitaron que la moción impulsada por los bercianistas en la institución provincial prosperase

Contenido Patrocinado

Fotos