Representantes de los grupos políticos y trabajadores del Consejo Comarcal del Bierzo, en la concentración contra las violencias machistas./Carmen RAmos

Representantes de los grupos políticos y trabajadores del Consejo Comarcal del Bierzo, en la concentración contra las violencias machistas. / Carmen RAmos

El Consejo del Bierzo llama a «desterrar» el machismo para «dejar de ser cómplices de los malvados»

Representantes de los grupos políticos en la institución comarcal y trabajadores guardan un minuto de silencio con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El Consejo Comarcal del Bierzo invita «desterrar el machismo de nuestra estructura mental para dejar de ser cómplices de los malvados». Un llamamiento realizado en la concentración protagonizada este jueves ante su sede donde representantes de los grupos políticos y trabajadores se han unido al minuto de silencio convocado para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La institución comarcal renueva así su compromiso de lucha contra la violencia de género «una lacra mundial, un atentado contra los derechos humanos y la dignidad de las personas». Asimismo, ha reiterado «compromiso con las víctimas» y ha salido en defensa «de una sociedad justa e igualitaria en la que mujeres y hombres puedan participar libremente en todos los ámbitos de la sociedad», destacó la vicepresidenta del Consejo, Carmen Doel, durante la lectura del manifiesto que tuvo como escenario el Parque de la Provincia del Bierzo.

Los participantes lamentaron que a las mujeres «se les siga matando por el hecho de ser mujeres» convencidos de que «mientras esto suceda, no habrá igualdad, ni bienestar, ni el progreso social que deseamos». Consideran que la violencia de género «es la manifestación más cruel y radical del machismo» y subrayaron que los hombres que matan a mujeres «se sienten plenamente legitimados en una sociedad patriarcal donde prolifera una violencia envisible en la que todos y todas somos cómplices».

Desde el Consejo hicieron un llamamiento a reflexionar sobre la forma en la que individualmente podemos contribuir a eliminar la violencia de género y apuntaron a la educación de los niños y niñas. « Sólo a través de una responsabilidad compartida entre el conjunto de la ciudadanía y los poderes públicos podremos erradicar definitivamente esta terrible lacra social», destacó Doel. «No hay barreras ideológicas ni políticas en la lucha contra la violencia de género», concluyó.

El acto se cerró con un minuto de silencio en memoria de todas las mujeres fallecidas víctimas de violencia de género.