Trabajos de desmantelamiento de la central de Compostilla II de Cubillos del Sil. / E. Jiménez

Siete proyectos del Plan Futur-e de Endesa para Compostilla generarán 160 nuevos empleos con 260 millone de inversión

Al conjunto de estas iniciativas, a las que ha dado luz verde este miércoles la Comisión de Evaluación, se une una más adicional impulsada por el Grupo Viloria que reciclará equipos que se utilizaban en la central de Cubillos del Sil

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El Comité de Evaluación para el desarrollo de proyectos relacionados con el cierre de la central térmica de Compostilla, en el que participan el Ministerio de Transición Ecológica, la Junta de Castilla y León, las alcaldías de Ponferrada y de Cubillos del Sil, la Universidad de León y Endesa, ha aprobado este miércoles los primeros s iete proyectos del Plan Futur-e que Endesa promueve en la zona y ha dado luz verde a la utilización de equipos que se utilizaban en la central para un proyecto adicional. Estas iniciativas que acompañan el cierre de la central podrían generar alrededor de 160 nuevos puestos de trabajo de forma directa y movilizar una i nversión que supera los 260 millones de euros, según informaron desde la compañía eléctrica.

La selección de proyectos se ha realizado por medio de un concurso internacional para promover la implantación en el Bierzo de empresas que mitiguen el fin de la actividad de generación térmica, en cumplimiento con los objetivos marcados por Bruselas. Este proceso forma parte del plan Futur-e, presentado por Endesa para paliar los efectos del cierre de la central de Compostilla. Incluye, además, entre otras actuaciones, el desarrollo de 625 megavatios (MW) renovables en la zona, la organización de cursos de capacitación profesional para la población local afectada por el cierre, así como la p riorización de mano de obra local en las tareas de desmantelamiento circular de la térmica.

La decisión sobre los proyectos ha sido adoptada por el comité en una reunión telemática a la que han asistido Laura Martín, directora del Instituto para la Transición Justa, del Ministerio de Transición Ecológica; Alfonso Arroyo, director general de Energía de la Junta de Castilla y León; Olegario Ramón, alcalde de Ponferrada; Antonio Cuellas, alcalde de Cubillos del Sil; Nuria González Rabanal y Victoriano Marcelo, expertos nombrados por la Universidad de León; y Miguel Temboury y Juan Álvarez, directivos de Endesa.

Las iniciativas a las que el Comité de Evaluación otorga su respaldo para instalarse en el entorno de la antigua central de Compostilla son: la primera f actoría de reciclaje de baterías de vehículos eléctricos, en la que Endesa se asocia con el tecnológo Northvolt y la compañía de servicios medioambientales Urbaser para ejecutar una inversión de 14 millones de euros; una planta de reciclaje de palas eólicas, en la que también participa Endesa y que requerirá una inversión de 8 millones de euros; una fábrica de hidromagnesitas, promovida por el Grupo Viloria, en colaboración con Magnesitas de Rubián, y que aportará una inversión de 6 millones a la zona; un almacén logístico eólico que promueve Endesa a través de su filial de energías renovables, Enel Green Power España, con una inversión inicial de 100.000 euros; una p lanta de hidrógeno alimentada por energía solar fotovoltaica, impulsada por Endesa con capacidad para producir 200 toneladas al año de hidrógeno verde y una inversión aproximada de 6 millones de euros; una planta de baterías de almacenamiento de energía eléctrica, con 380 MW de capacidad y una inversión de 228 millones de euros, que Endesa confía en que entre dentro de la regulación establecida en el Plan Nacional de Almacenamiento, actualmente en fase de definición; y una fábrica de materiales aislantes, iniciativa del Grupo Viloria con una inversión estimada de 8,2 millones de eruos.

Cesión de material

Adicionalmente, se ha acordado la cesión de cuatro estufas de carbón de la central para una planta de deshidratado y envasado de frutas y hortalizas que también promueve el Grupo Viloria en las instalaciones que actualmente tiene en Cubillos del Sil. Como se ha indicado, todas estas iniciativas superan los 260 millones de euros de inversión y rondan los 160 nuevos puestos de trabajo directos.

Los miembros del comité han resaltado las características de s ostenibilidad e innovación de los proyectos aprobados, que atraerán actividad económica y generarán empleo en el Bierzo. Todos ellos se inscriben en la economía circular que Endesa ha incorporado a su estrategia y cuya promoción busca tanto el Gobierno de España como la Unión Europea a través de los Fondos de Recuperación.

Algunas de las iniciativas podrían desarrollarse en el emplazamiento de la central de Compostilla, que realizará un un desmantelamiento circular, en el que algunas instalaciones para los nuevos proyectos empresariales y los materiales también serán reutilizados. El desmantelamiento circular permitirá reciclar la mayor parte de las 266.870 toneladas de residuos que se generarán.

Adicionalmente al espacio que ocuparán estos proyectos, existe disponibilidad de más de 64 hectáreras de suelo industrial y casi 250 ha de suelo rústico en el emplazamiento para implantar otros proyectos adicionales al Plan Futur-e en el ámbito de transición justa de la zona. En los próximos meses terminará de concretarse la configuración definitiva de los proyectos así como su emplazamiento en la zona.

El comité seguirá trabajando en el seguimiento de la implantación definitiva de los proyectos aprobados y de los nuevos que puedan surgir.