El comité de Compostilla teme que la térmica acabe convirtiéndose en un 'caso Vestas' para El Bierzo

Central térmica de Compostilla./César Sánchez
Central térmica de Compostilla. / César Sánchez

La plantilla da un «voto de confianza» a Endesa y asume como un «error» las cartas que ofrecen recolocaciones en As Pontes a partir de enero de 2019

CARMEN RAMOSPonferrada

El comité de Compostilla teme que la situación difícil que vive la central térmica de Compostila de Cubillos del Sil acabe convirtiéndose en un 'caso Vestas' para El Bierzo. Los trabajadores mantienen la incertidumbre sobre su futuro a la vista de la complicada situación de la central, tal y como quedó de manifiesto en la última reunión de los representantes de la plantilla.

«El camino que lleva es el mismo que el de Vestas y mucho nos tememos que pueda repetirse aunque lo que esperamos es que no se permita que ocurra y que aprendamos de lo que ya nos ha pasado», explicó hoy el presidente del comité, Juan Sobredo.

Desde los sindicatos reclaman la necesidad de que se tomen medidas a la vista de un futuro que puede ser demoledor para una comarca que todavía no ha remontado los efectos de la crisis en el caso de que la térmica llegará a echar finalmente el cierre, algo que todavía está en el aire. «Las cosas no se pueden solucionar de la noche a la mañana como ha pasado con el caso de Vestas y las noticias que están llegando no las vemos buenas ni para el futuro del carbón ni para el de Compostilla», subrayó Sobredo.

Por otro lado, la plantilla ha decidido dar un margen a la compañía y asumir como un «error» el envío de cartas a trabajadores ofreciendo recolocaciones en la central gallega de As Pontes a partir de enero de 2019. «Vamos a dar un voto de confianza de que ha sido un error como dice la empresa y de que no se repetirá», subrayó Sobredo, si bien insiste en la necesidad de que los trabajadores sean la primeros en enterarse del cierre de la instalación en el caso de que llegue a producirse. «Eso es lo que prevé la ley, además del sentido común por lo que no es normal es que nos tengamos que enterar por fuera o por los trabajadores», recalcó.

En este sentido, desde el comité insisten en la necesidad de que la empresa abre una mesa de negociación en la que estén representadas las partes porque «las cosas hay que hablarlas no imponerlas y desde luego la legislación así lo prevé que se abra una mesia de negociación en caso de cierre. Consideran que la petición «no es más que cumplir con los requisitos legales», insistió su presidente.

Contenido Patrocinado

Fotos